Cesárea

Se aconseja el parto por cesárea, entre otros casos, si el útero está mal formado, es frágil o presenta cicatrices debidas a otras cesáreas; si la pelvis es demasiado estrecha para que pase el bebé, etc...
La decisión de practicar una cesárea también se puede tomar justo antes de la dilatación o durante la  misma, por razones diversas:
  – el niño va a nacer antes de los nueve meses (sufre un retraso del crecimiento o es prematuro) y, dada su debilidad, corre el peligro de sufrir un traumatismo si el parto es por vía vaginal;
  – el parto se prolonga sin que la dilatación sea eficaz;
  – el bebé se presenta de nalgas y la dilatación no avanza normalmente;
  – mediante la monitorización se observa que el feto sufre antes de que el cuello esté completamente dilatado.
Actualmente, las técnicas operatorias ofrecen la posibilidad, si es necesario, de dar a luz varias veces por cesárea; es decir, permiten embarazos ulteriores. El principal avance es que ahora se abre el útero a nivel del segmento inferior (zona más fina que aparece en la unión del útero y del cuello uterino a partir del tercer trimestre, bajo el efecto de la distensión uterina y de las contracciones fisiológicas). La cesárea puede parecer la solución a numerosos problemas, pero no deja de ser una operación quirúrgica y no está libre de riesgos inmediatos y a largo plazo.

Parto

Otros contenidos del dosier: Enciclopedia del embarazo

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test