Qué tener en cuenta para elegir el carrito del bebé

Capazos, grupos 0, tres ruedas… En el mundo de los carritos de bebé, es normal perderse un poco. Independientemente del modelo, lo primero es la seguridad. Por ello, comprueba en las etiquetas que el carrito cumple con todas las exigencias.

El chasis debe ser estable y lo bastante sólido para resistir a las continuas maniobras que experimentará el carrito. Si eres urbanita, elige un chasis elevado para que tu chiquitín no se encuentre al mismo nivel que los tubos de escape.

Las diferencias de precio (de 300 a 600 euros en el caso de los modelos evolutivos) vienen determinadas por múltiples factores. Entre ellos, debes fijarte en el peso del carrito, la calidad de los tejidos (algunos acaban deshilachados), así como el sistema de plegado (para ahorrar espacio) y de fijación. Descarta los modelos con enganches de plástico de mala calidad. Merece la pena pagar un poco más, sobre todo si tienes pensado reservar el carrito para los hermanos que vengan después.

¿Capazo o grupo 0?

En cuanto a modelos, los carritos clásicos han sido desplazados por los 3 en 1, que constan de un chasis sobre el que se coloca un capazo o un grupo 0 (también llamado maxicosi). Cuando el bebé cumple los 8 meses, el capazo o el grupo 0 se cambia por una sillita. Los capazos están pensados para recién nacidos, que en su interior permanecerán resguardados y dormirán con la espalda en horizontal. Pueden instalarse en el coche por medio de un mecanismo de seguridad, aunque no sustituyen a las sillitas infantiles para automóvil. Como inconveniente, en su interior el bebé estará algo aislado del exterior y terminará por encontrarse estrecho. En cambio, el grupo 0 es menos aparatoso, puede hacer las veces de sillita infantil de automóvil y llevará a tu bebé seguro hasta que pase a la sillita, si bien no aporta la misma comodidad en la espalda y su uso debe limitarse a trayectos cortos.

Sobre tres ruedas

Los modelos de tres ruedas han alcanzado gran éxito. Además de sus diseños modernos, y a veces vanguardistas, cuentan con una excelente suspensión y mejor adherencia. Gracias a su carácter todoterreno, son aptos tanto para el campo como para los adoquines de la ciudad. La mayoría están diseñados para incorporar un grupo 0, pero no capazo. Su inconveniente es que suelen ser bastante anchos, por lo que resultan poco prácticos para pasar por las puertas del metro o subir al autobús. También son más caros, llegando a costar 900 euros.

Otros modelos

Si no te convencen los modelos combinados, puedes optar por un carrito convertible, con espalda reclinable, para bebés desde los 0 meses. Son más sólidos, aunque también pesan más y ocupan más espacio. Las más asequibles cuestan alrededor de 200 euros.

Por su parte, las sillitas de paseo ligeras plegables te encantarán si tu bebé ya tiene más de 8 meses. Su bajo precio (a partir de 30 euros) las hacen muy atractivas, y por su versatilidad y bajo peso son ideales para el transporte público. No obstante, a no ser que se trate de un modelo caro, son más incómodas, por lo que deben reservarse para trayectos cortos.

Por último, deberás añadir algunos accesorios imprescindibles: capota o parasol, burbuja de lluvia y saquito de invierno. Los colgantes despertarán la atención de tu bebé, aunque, una vez que pase a la sillita, el entorno captará demasiado su interés como para que merezcan la pena.

R. Vaé

Comentarios

Artículos destacados

Dormitorios infantiles de estilo marinero
Dormitorios infantiles de estilo marinero

¿Buscas ideas de decoración marinera para el cuarto de tus niños? Déjate guiar de la mano de dos expertos en la materia...

Aprende a lavar los genitales de tu bebe
El bebé no quiere el biberón
Cómo saber si tú bebé es zurdo
Cómo escoger el cochecito del bebé
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test