¿Cómo protejo mi piel de la contaminación?

La presencia de agentes contaminantes en la atmósfera impacta de múltiples formas en nuestra epidermis: puntos negros, piel apagada, alergia, acné, sequedad, etcétera. Según han revelado varios estudios científicos, la contaminación es una de las principales causas de daños cutáneos y envejecimiento de la piel. Si bien afecta más a quienes viven en grandes urbes, la contaminación también está presente en el medio rural. Para entender mejor todo lo que supone la contaminación para nuestra piel, el dermatólogo Philippe Deshayes nos aporta información y consejos al respecto.

Pregunta: ¿Qué agentes contaminantes son nocivos para la piel?

Respuesta: Los principales agentes contaminantes son las partículas finas en suspensión. Son el polvillo negro y grasiento que se puede ver en una mesa blanca de jardín en ciudad. También pueden provenir de productos agrarios como abonos y pesticidas en zonas de cultivo (cereales, viñedos), además de los gases emitidos por vehículos de motor (óxidos de nitrógeno) y el ozono (O3).

P: ¿Qué consecuencias produce la contaminación en la piel?

R: Los primeros signos son la irritación y la inflamación de la piel, que se vuelve muy sensible e intolerante. Esta hipersensibilidad se debe al daño que la contaminación causa en los lípidos de la superficie de la piel y que altera su función de barrera protectora. La calidad del sebo secretado también se ve alterada, por lo que deja de proteger y se acumula en el orificio de los poros, originando puntos negros. Todo ello contribuye al resecamiento general de la piel, que causa incomodidad.

Este efecto de oxidación también se siente en capas más profundas, ya que se combina con la acción destructora de la radiación ultravioleta, con riesgo de aparición prematura de manchas oscuras en la piel e hiperpigmentación en zonas geográficas con mayor nivel de contaminación.

P: ¿Qué nos aconseja para proteger nuestra piel en el día a día?

R: Hay que actuar en tres niveles. Primero, la piel debe limpiarse con esmero para eliminar todas las partículas que se hubieran posado a lo largo del día. Es preferible utilizar un limpiador para enjuagar, ya que son más eficaces. Sin embargo, si la piel no los tolera, podemos emplear en su lugar un dermolimpiador aplicándolo con un suave y prolongado masaje con los dedos, seguido de un enjuague calmante con agua termal. En segundo lugar, una hidratación adecuada resulta fundamental. Además de aliviar y aportar comodidad, un producto hidratante debe ayudar a reconstruir la barrera cutánea que proteja mejor contra las agresiones de los agentes contaminantes. Por último, no hay que olvidar la aplicación de una protección solar de factor alto (50+), ya que el daño de los agentes contaminantes se ve incrementado por la acción de los rayos ultravioleta, en especial los rayos UVA.

P: ¿Existen productos que contrarresten estos daños?

R: Las mejores armas son una limpieza minuciosa y los productos hidratantes que reconstituyan la barrera cutánea protectora. Hay que desconfiar de los cuidados demasiado agresivos como las limpiezas de cutis o peelings, que, por lo general, no sientan bien a una piel ya sensible e hiperreactiva a causa de la contaminación. Otra recomendación es la aplicación local de antioxidantes.

P: ¿Nuestra alimentación influye en la protección de la piel? En ese caso, ¿que alimentos recomienda?

R: Dado el papel de la oxidación en el daño provocado por la contaminación, se recomienda encarecidamente consumir alimentos antioxidantes, así como alimentos con vitamina C (perejil, pimiento morrón, limón) o vitamina E (aceite de brotes de trigo, nueces, avellanas, aceite de oliva).

Otros contenidos del dosier: Cuidados de la piel

Comentarios

Artículos destacados

Las mechas que más te favorecen según tu pelo
Las mechas que más te favorecen según tu pelo

Balayage, californianas, clásicas, baby lights… Mechas hay para todos los gustos pero sobre todo para cada tipo de pelo....

Apúntate al multimasking
Los complementos del novio
Ajustar el presupuesto de la boda
¿Qué protector solar debes elegir?
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test