Deportes de montaña: las alternativas al esquí

Raquetas para caminar por la nieve

El principio: hacer senderismo por la nieve con una suerte de raquetas en los pies. La práctica se desarrolla en plena montaña y en superficies dispares, lisas, con relieve, etc. No requiere aptitudes físicas particulares, ya que cada cual va a su ritmo, y por eso se adapta a todo el mundo.

Los beneficios físicos: al igual que el senderismo tradicional, las raquetas trabajan los muslos y los glúteos. Sin embargo, “el esfuerzo es más sostenido”, asegura Gil Borel, experto en deportes al aire libre. El uso de los bastones hace trabajar toda la musculatura de los brazos y los hombros.

La mejor manera de caminar: en las subidas es frecuente perder un poco el equilibrio, “por eso es útil utilizar los bastones”, recomienda Borel. En cuanto al ritmo, éste depende de la forma física de cada uno. Las salidas grupales suelen durar cuatro horas, repartidas entre la mañana y la tarde, y equivalen a unos diez kilómetros.

El truco del experto: tener los pies cómodos es clave. Es importante contar con calzado especial para hacer senderismo, que además sea caliente e impermeable. Así se evitarán, entre otras cosas, las ampollas.

El trineo para deslizarse por la nieve

El principio: subirse a un trineo tirado por perros para recorrer distancias largas. Se practica de pie sobre dos patines de madera, con dos o tres perros. Se trata de un deporte mucho más físico de lo que parece y que, sobre todo, fomenta la relación con los animales. Borel insiste: “conectar con los animales es esencial, ya que no se está subido a un monopatín”.

Los beneficios físicos: el trineo requiere una buena tonicidad muscular. Todos los grupos musculares trabajan, incluidos los brazos y la columna. Desestabilizado por el terreno accidentado, el cuerpo trabaja la musculatura profunda para mantener el equilibrio. Además, tirar de las riendas implica mucho trabajo de hombres y brazos.

La mejor manera de deslizarse: el equilibrio es la clave para que el recorrido sea un éxito. Requiere flexibilidad, sobre todo en las rodillas. “Hay que flexionar los muslos, para amortizar los accidentes del terreno”, recomienda el experto.

El truco del experto: Es mejor frenar en los descensos y, si fuera necesario, saltar del trineo para correr al lado de los perros en las subidas. En cualquier caso nunca hay que soltar el trineo ya que hacerlo puede provocar accidentes.

El speedriding para “volar” por encima de la nieve

El principio: es un deporte que se practica sobre la nieve pero en el aire. Equipada con unas pequeñas alas de parapente de entre 8 y 13 m2 y con botas de esquí, la persona se desplaza entre el cielo y la tierra. Este ejercicio, que es increíble, se practica fuera de las pistas o en zonas habilitadas especialmente para este deporte. Claude Catelín, experto en speedriding, explica que “al descender, hay que despegar, volar más o menos alto y después bajar y apoyar los esquíes en la nieve”. El speedriding requiere tener un buen conocimiento del esquí, pero no de parapente.

Los beneficios físicos: como todos los deportes aéreos, el speedriding moviliza toda la cadena muscular de la parte superior del cuerpo. “Los brazos forman una V y las manos sujetan los mandos, de manera de negociar constantemente la velocidad de los movimientos”, explica Catelin. La parte del esquí hace trabajar las piernas, el abdomen y los glúteos. El aspecto mental es importante, ya que el deporte requiere precisión y concentración, si no hay riesgo de caídas.

La mejor manera de volar: ser un buen esquiador no basta, sino que es necesario practicar de manera regular. Es necesario dominar muchos aspectos y ser prudentes ante las condiciones climáticas. Elige mejor una práctica grupal de dos o tres personas: es más seguro.

El truco del experto: antes que hacerse el héroe del aire, es mejor combinar el vuelo con los ratos en tierra, así se tendrán sensaciones más intensas.

C. Maillard

Otros contenidos del dosier: Esquí

Comentarios

Artículos destacados

Educación constructivista: en qué consiste
Educación constructivista: en qué consiste

En estas escuelas no hay libros de texto, sino que se trabaja por proyectos. Los niños dirigen su propio proceso de...

La felicidad de las parejas en igualdad
Adicto a las relaciones complicadas
¿Qué es el “gaslighting”?
Brownout: el trabajador desmotivado
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test