Galería: Decidido: ¡Me dejo llevar!

Acceder a la galería

Un vecino que no soporta que cantes, colas interminables en la oficina de Correos, las manías de tu chico... Es tentador querer cambiar las cosas o a las personas, salvo que, por lo general, resulta misión imposible.

"En lugar de tratar de luchar constantemente, a veces, hay que dejarse llevar", recomienda Rosette Poletti, autora de Lâcher-prise. Dire oui à la vie (Dejarse llevar. Decir sí a la vida, en su traducción al español). Un auténtico arte que vale la pena aprender en nuestra hipercontrolada sociedad.

C. Maillard

11/05/2016

Otros contenidos del dosier: Galerías de bienestar

Comentarios

Artículos destacados

Educación constructivista: en qué consiste
Educación constructivista: en qué consiste

En estas escuelas no hay libros de texto, sino que se trabaja por proyectos. Los niños dirigen su propio proceso de...

La felicidad de las parejas en igualdad
Adicto a las relaciones complicadas
¿Qué es el “gaslighting”?
Brownout: el trabajador desmotivado
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test