Soñar con serpientes

La serpiente, un animal frecuente en los sueños

Arquetipo

Soñar con serpientes no deja a nadie indiferente. Son reptiles fríos a los que solemos representar con cuerpos ondulantes, de ahí que se los asocie a menudo con el sexo masculino. Existen varios tipos de sueños con serpientes: desde mirar a una serpiente, tenerla encima o que nos estrangule, a ver cómo se desliza sobre el cuerpo de otra persona. Muchas personas también hablan de sueños en los que aparecen nidos repletos de serpientes sinuosas y amenazantes.

Variantes del sueño

Soñar con serpientes grandes, soñar con serpientes verdes, soñar con serpientes de colores, soñar con serpientes gigantes, soñar con serpientes amarillas, soñar con serpientes en el agua, soñar con serpientes blancas, soñar con serpientes en el agua.

Significado del sueño

Interpretación freudiana

Según Sigmund Freud, las serpientes en los sueños (ya sea una o varias) son un símbolo fálico (representación del pene en el inconsciente). Representan una figura masculina y el modo en que el sujeto vive la sexualidad. En función de las emociones que estos reptiles provoquen o de las situaciones vividas en el sueño, podremos determinar el apetito sexual y el deseo del individuo.

La serpiente puede ser, además, una representación directa del inconsciente, ya que, según la teoría freudiana, este es esencialmente sexual.

Interpretación junguiana

La serpiente es el símbolo de la energía vital, ya que posee la particularidad de poder cambiar de piel. Su naturaleza hermafrodita encarna los polos opuestos: lo bueno y lo malo. Es el animal de Asclepio, el dios de la medicina, asociado al caduceo y a la caza de la presa fuera del agua. Es el símbolo de la inmortalidad, el uróboros, que engulle su propia cola, formando así un círculo eterno.

Según la interpretación junguiana, la serpiente simboliza todos los elementos del sueño. Soñamos con una serpiente, pero en realidad somos lo que esta representa.

Si identificamos al sujeto con la serpiente, esta encarnará ciertos elementos reprimidos, al tiempo que atraerá energías que pueden actuar de manera positiva o negativa. El individuo debe ser consciente de esta ambivalencia, tanto en su sentido profundo como en la vida diaria. Es necesario posicionarse para que ciertas posibilidades que hasta ese momento se ignoraban se acaben revelando.

Simbología de la serpiente

La serpiente en la tradición judeocristiana

En el Génesis, la serpiente es el símbolo del conocimiento prohibido y del pecado, es decir, de la sexualidad.

Al contrario de lo que pueda desprenderse de una lectura precipitada del texto, la serpiente no representa la prohibición, sino una simple advertencia. Aceptar la sexualidad significa dejar atrás la infancia (el Edén) para entrar en el mundo adulto, el de las responsabilidades. La serpiente es, pues, el signo de la aterradora posibilidad de hacer frente al sexo opuesto y a la unión carnal. Pero también representa la oportunidad de encontrar el amor a través del lenguaje corporal.

La serpiente en el tantrismo indio

Se denomina kundalini y está situada simbólicamente en la base de la columna vertebral, a la altura del primer chakra («rueda de energía» en sánscrito). Se identifica con Sakti, la imagen femenina del dios Shiva. Cuando la serpiente se despierta, se desenrolla, activando cada chakra mayor (7 en total) y subiendo por la columna vertebral hasta la parte superior del cráneo. El iniciado accede de esta manera al conocimiento y a la conciencia de su naturaleza divina. 

Análisis del sueño de Marisa, 58 años: soñar que una serpiente está en tu interior

«Me penetra una serpiente que crece dentro de mí y sale por la parte superior de la cabeza. Tengo la sensación de ver mejor el mundo. Creo que me vuelvo médium. Irradio una luz intensa y cálida». Marisa, 58 años.

«Se trata de una mujer con una identidad espiritual afirmada. Este sueño tiene un carácter iniciático. La serpiente remite aquí directamente a la kundalini de la tradición tántrica. Indica que Marisa está lista para sublimar su sexualidad y transformarla en un mayor conocimiento de sí misma y de todo lo que la rodea». 

Testimonios y experiencias de los doctinautas

«Soñar que te muerde una serpiente»

«Soñé que me mordía una serpiente. Era de color verde y tamaño medio. Quería entrarme por la manga y cuando estaba intentando impedírselo, me mordió». Una doctinauta.  

 

A. Héril, psicoanalista y sexoterapeuta

C. Delabare, analista junguiana

 

 

Otros contenidos del dosier: Guía de los sueños

Comentarios

Artículos destacados

Educación constructivista: en qué consiste
Educación constructivista: en qué consiste

En estas escuelas no hay libros de texto, sino que se trabaja por proyectos. Los niños dirigen su propio proceso de...

La felicidad de las parejas en igualdad
Adicto a las relaciones complicadas
¿Qué es el “gaslighting”?
Brownout: el trabajador desmotivado
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test