¿Pueden los analgésicos alterar las emociones?

Lo que dicen las investigaciones

Cuando se consumen medicamentos sin receta para el dolor, los pacientes tienden a pensar que se están tratando los síntomas físicos, pero no anticipan efectos psicológicos, según ha explicado recientemente un grupo de estudio de la Universidad de California en Santa Bárbara, autores de la mayor revisión de estudios sobre el tema publicada hasta ahora. Este equipo de investigadores ha analizado toda la literatura científica sobre los analgésicos de venta libre, como el ibuprofeno o paracetamol, para acabar concluyendo que los experimentos realizados en este campo muestran que una dosis regular puede afectar la sensibilidad de una persona ante experiencias emocionales dolorosas.

En otros estudios recogidos pos los investigadores de California, por ejemplo, mujeres que tomaron ibuprofeno señalaron experimentar sentimientos menos intensos ante experiencias emocionalmente dolorosas, como ser excluidas de grupos sociales o cuando se les pedía que escribieran sobre ser la posibilidad de traicionadas. En contraste, los hombres tenían el patrón opuesto: se volvían más sensibles en este tipo de situaciones cuando acababan de tomar el analgésico.

Menor empatía

El equipo sugirió que estos medicamentos también podrían reducir la capacidad de las persona para comprender e identificarse con el dolor ajeno. Otro experimento mencionado en la revisión descubrió que las personas que tomaban paracetamol (acetaminofeno) se mostraban menos angustiadas emocionalmente al leer relatos de personas con dolor físico o emocional y que sentían menos respeto ellas. Los analgésicos de venta libre podrían incluso perjudicar el “procesamiento de la información”, según apuntan los investigadores, que citan experimentos clínicos en los que personas que tomaban acetaminofeno cometían más errores por omisión durante varias tareas.

En esta misma línea, otro estudio firmado por investigadores del Centro Médico de la Universidad Estatal de Ohio dieron a un grupo de personas un placebo y a otro un analgésico extra fuerte. Una vez hizo efecto la medicación, los investigadores les mostraron una serie de imágenes con carga emocional en la pantalla de un ordenador y les pidieron que calificaran cuánta emoción sentían por cada imagen. De acuerdo con los autores, los analgésicos embotaron o redujeron la sensibilidad de los individuos en un 20% en comparación con las personas que estaban en el grupo de placebo.

Causas

Aunque las causas no han podido ser determinadas, los autores apuntan a que el dolor -físico o mental- parece viajar a través de las mismas vías neuroquímicas. Investigaciones previas ya habían señalado que cuando se consume paracetamol durante tres semanas, los sentimientos tienden a ser menos intensos en personas que son socialmente rechazadas. Ya en otro estudio publicado en 2013, personas que tomaron acetaminofén declararon pensar menos en su propia muerte que las que no tomaron nada y este mismo año otro estudio ha revelado que, en ciertos casos, cuando se enfrentaban a una decisión difícil, este medicamento también ayuda a aliviar el malestar.

Este trabajo, realizado por psicólogos y farmacólogos de la Universidad de Columbia Británica puso a prueba dos conceptos relacionados: si el dolor emocional causa una angustia que la gente siente la necesidad de compensar y si los analgésicos como el paracetamol pueden embotar este dolor emocional, disminuyendo la necesidad de compensación. En este caso, los investigadores revelaron que las personas que habían tomado paracetamol tendían a buscar menores castigos cuando otros infringían las normas, algo que los científicos interpretaron como reducción deldolor emocional al analizar los hechos y disminución, por tanto, del deseo de compensación.

Fuentes:

  • ‘Can Over-the-Counter Pain Medications Influence Our Thoughts and Emotions?, Kyle G. Ratner, Amanda R. Kaczmarek, Youngki Hong. Policy Insights from the Behavioral and Brain Sciences.
  • ‘The Common Pain of Surrealism and Death: Acetaminophen Reduces Compensatory Affirmation Following Meaning Threats’, Daniel Randles, Steven J. Heine, Nathan Santos. Psychological Science.
  • ‘Over-the-Counter Relief From Pains and Pleasures Alike: Acetaminophen Blunts Evaluation Sensitivity to Both Negative and Positive Stimuli’, Geoffrey R. O. Durso, Andrew Luttrell, Baldwin M. Way. Psychological Science.
  • ‘Acetaminophen study yields new insights into neurobiological underpinnings of empathy’, John Tully y Marija M. Petrino. Journal of neurophysiology.

Otros contenidos del dosier: Analgésicos

Comentarios