Aprende a distinguir las variedades de aceite de oliva virgen extra y sus propiedades

El aceite de oliva virgen extra es un zumo natural de aceituna recogida en el momento idóneo de su madurez. Sus características nutricionales, los ácidos grasos que contiene así como los tonos sensoriales que presenta, hacen que sea el ingrediente ideal para su consumo en crudo y en cualquier preparación culinaria.

En España se cultivan más de 260 variedades distintas de aceitunas y cada una de ellas ofrece aceites vírgenes extra con aromas y sabores únicos, estas variedades se trasladan a la cocina y consiguen aportar a cada plato un toque único y exquisito.
Además de sabor, el aceite de oliva aporta aroma a plato. Estos aromas afrutados son ideales para las recetas con sabores más delicados.

Además de mejorar el sabor de la comida haciendo que los platos sean más apetitosos, el aceite de oliva virgen extra ayuda a nuestro organismo a ingerir mejor los alimentos. En la dieta mediterránea, el uso de este ingrediente hace que sea una de las dietas más sanas que existen.
Los expertos nutricionistas aconsejan incluir en las dietas aceite de oliva virgen extra, principalmente por sus características antioxidantes, y también porque gracias a sus grasas monoinsaturadas, el “oro líquido” desempeña un papel muy importante en la prevención de las enfermedades cardiovasculares.
Por este motivo, al incluirlo en nuestra dieta habitual, ayudamos a que nuestro organismo se deteriore menos con el paso del tiempo.

El mundo de los aceites virgen extra es muy variado, por ello te ofrecemos algunas alternativas de aceite de oliva para que puedas elegir la que más te guste.
Cada una de ellas se adapta a la perfección al plato que quieras preparar. Todos poseen un toque de distinción que los hace únicos e inigualables.

Aceite de Arbequina

Esta variedad se cultiva sobre todo en Cataluña, su producción ocupa la décima posición de las más importantes a nivel nacional. La producción del Arbequina predomina sobre todo en las zonas de Lérida y Tarragona.
Las propiedades que componen este aceite lo han llevado a estar entre el grupo de aceites aromatizados, estos comprenden un sector que está muy de moda en las prácticas culinarias.

El aceite de arbequina es un tipo de aceite virgen extra que destaca por ser suave y poseer un aroma a manzana y plátano. Este tipo de aceites son dulces y fluidos, y resultan ideales para elaborar mahonesas, aliolis y vinagretas, así como carpaccios, marinados suaves y masas de repostería.

Aceite de Cornicabra

El cornicabra es considerado como uno de los aceites más sanos que existen, debido a sus componentes y a su alto contenido en polifenoles, estos polifenoles son compuestos bioactivos que poseen propiedades antioxidantes.

Su producción es natural de la provincia de Toledo. Este aceite contiene un alto contenido de ácido oleico, además de contener propiedades antioxidantes, también ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Suelen venir acompañados por un ligero picor. Tampoco pasa desapercibido en ellos el aroma a almendra y manzana. Son los más recomendados para frituras cortas, salteados y repostería frita, sin olvidar su uso en platos en crudo como pueden ser ensaladas, aliños o salsas.

Aceite de Hojiblanca

Su producción se caracteriza por pertenecer a la aceituna verde. La aceituna de hojiblanca es muy resistente tanto a las bajas temperaturas como a las épocas de sequía.
La elaboración de este tipo de aceite es típico en la zona sur de la Península, sobre todo en Sevilla, Málaga y Córdoba. Presentan un color verde intenso o dorado.

En este tipo las notas aromáticas las pone la hierba fresca y la almendra. Las amplias variedades de este tipo de aceite son muy recomendadas para elaborar conservas, aliñar ensaladas suaves, marinados de pescados azules y carnes, así como para elaborar mezclas en las que busquemos intensidad, gracias a su ligero toque picante.
También se utiliza para la fabricación de pan o pasteles, por esa característica de sabor dulce y almendrado.

Aceite Picual o Marteña

Su cultivo resiste condiciones adversas, excepto las de sequía. Requiere un continuado aporte de agua. Su alto contenido en ácido oleico, le convierte en una opción muy saludable para nuestras ensaladas o frituras.

Es originario de Martos en Jaén. Se trata de un excepcional aceite de tonos verdes, con influencia de sensaciones sutilmente amargas y afrutadas.
Su uso es muy adecuado para las preparaciones en crudo, ensaladas o aliños, pero también permite obtener excelentes resultados elaborando frituras como patatas fritas y macerados.

Además, el aceite de oliva favorece la absorción de calcio y la mineralización, estimulando el crecimiento, también tiene un efecto protector y tónico sobre la piel y el cabello, por lo que su uso en remedios naturales de belleza está muy indicado.
Son tantos los beneficios del aceite de oliva, que su uso se ha implantado tanto en nuestras vidas de manera que, cada vez son mas los masajes en balnearios que ofrecen servicios con el uso de este óleo.

Virginia Llorente (EP)

Otros contenidos del dosier: Dieta mediterránea

Comentarios

Artículos destacados

Vegetarianos: ¿viven más?
Vegetarianos: ¿viven más?

El vegetarianismo y otras dietas similares, como el veganismo, el flexitarianismo, semivegetarianismo, ovovegetarianismo o...

Nitratos y nitritos en alimentos
Café: alternativas sin cafeína
Té: alternativas sin teína
Agua cruda: riegos para la salud
Vegetariano: ¿Sabes elegir las proteínas?

Ser vegetariano o vegano es una tendencia que gana adeptos día a día, pero ¿sabes cómo elaborar menús vegetarianos...

Hacer otros Test