Consultas médicas por Internet: cómo funcionan

La Organización Mundial de la Salud confía en que las TIC puedan ayudar a resolver algunos de los retos a los que se enfrentan los sistemas de salud, tanto los más desarrollados como los estados con menos recursos. En diferentes países europeos -incluido España- y en Estados Unidos, han ido surgiendo diferentes plataformas y aplicaciones móviles de telemedicina, ligadas tanto a servicios de salud públicos o seguros privados. En varias regiones de la Unión Europea ya están en marcha programas piloto en este sentido.

La videoconsulta y la mensajería instantánea se convierten así en las herramientas tecnológicas de la medicina a distancia, con algunas ventajas como la monitorización y el seguimiento y la facilidad para contactar especialistas de la misma red. Un ejemplo de esta nueva realidad es la asistencia sanitaria domiciliaria virtual, en la que los pacientes que más tienen que acudir a la consulta, como los enfermos crónicos o personas mayores, pueden recibir orientación sobre determinados procedimientos mientras permanecen en sus hogares. En el Sistema Sanitario Nacional Británico (NHS), por ejemplo, el uso de Skype cada vez es más frecuente en el control de enfermedades crónicas como las enfermedades cardiovasculares y la diabetes, además de aplicaciones educativas y de patologías ligadas con el habla y el lenguaje.

Pros y contras

Los profesionales consideran que este tipo de consultas tienen muchas ventajas, siempre que se cumplan unas condiciones determinadas de calidad. Se gana en celeridad en las citas y se eliminan las barreras de espacio y desplazamiento. Se ha mostrado especialmente efectivo en las dolencias ligadas a la estacionalidad: como los cuadros alérgicos y el asma en primavera, o las gripes, catarros y faringitis durante los meses invernales. En algunas de ellas los profesionales realizan incluso prescripciones mediante una receta electrónica. 

En cuanto a las desventajas potenciales, la mayoría tiene que ver con los problemas técnicos y con la escasa relación con la tecnología que pueden tener ciertos segmentos de la población. De ahí, que la OMS haga hincapié en la necesidad de mejorar la accesibilidad y la formación tanto de los médicos como de los pacientes. Además, el desarrollo de este campo va a plantear nuevos retos relativos a la seguridad de los datos y las conexiones.

Terapia psicológica online

La salud física no es la única que se está beneficiando de la telemedicina. Diferentes estudios aparecidos este este año comparando la terapia cognitivo-conductual en línea (un tratamiento psicológico común para la ansiedad y la depresión) con su equivalente en persona señalan que los dos enfoques son igual de efectivos. Los resultados indican que el éxito en un tratamiento de la salud mental a menudo implica lograr que las personas se mantengan en la terapia durante un cierto número de sesiones, de manera que si se llega a diez sesiones realmente va a aumentar sus posibilidades de obtener el máximo beneficio de la misma.

Estas aplicaciones son particularmente útiles para aquellos no tienen síntomas lo suficientemente graves como para justificar una derivación a un especialista en salud mental, pero que aun así se pueden beneficiar de algunas pautas para ayudar a controlar problemas menores. La mayoría de ellas permiten que las personas registren sus pensamientos o los guían a través de ejercicios sencillos de relajación; versiones digitales de técnicas que los terapeutas han usado durante años para ayudar a las personas a llevar diversos problemas. Al mismo tiempo, estas aplicaciones también pueden llevar a las personas que no son conscientes de que tienen un problema más grave a buscar ayuda.

Fuentes:

  • GP online services - NHS
  • ‘The clinical use of Skype—For which patients, with which problems and in which settings? A snapshot review of the literature’, Nigel Armfield, Madeleine Bradford y Natalie Bradford. International Journal of Medical Informatics.
  • ‘Telemedicine. Opportunities and developments in member states: Report on the second global survey on eHealth’. Observatorio Global de eHealth series. Organización Mundial de la Salud.
  • ‘Estado del arte de la Telemedicina en España y Europa’, Casado García, Santervás Sanz. Sistemas de Telecomunicación.
  • ‘What Is eHealth: A Systematic Review of Published Definitions’, Hans Oh y Carlos Rizo. Journal of Medical Internet Research.

Otros contenidos del dosier: Avances médicos

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test