Expertos europeos preconizan reforzar la lucha contra el tabaquismo

El informe EQUIPP (por Europe Quitting: Progress and Pathways, en castellano Abandono del tabaco en Europa: avances y vías de mejora) se elaboró en 2010 bajo la égida de cuatro expertos europeos y con ayuda financiera de los laboratorios Pfizer , y se hizo público el pasado 31 de mayo, Día Mundial sin Tabaco.

650 mil muertes por año en Europa

Los autores del informe, accesible en línea en el sitio de la European Respiratory Society (www.ersnet.org), recuerdan que el tabaquismo es la principal causa de enfermedades y de muerte en la Unión Europea. El 28,7% de los ciudadanos de entre 15 y 75 años fuma y 650.000 fallecen cada año por causas directas o indirectas al tabaco.

Según la ONU, hasta un 21% de las muertes en Europa obedecerían al consumo de nicotina.

Esta cifra calamitosa está asociada al cáncer de pulmón, vejiga y garganta, las enfermedades broncopulmonares obstructivas crónicas y las enfermedades cardiovasculares, etc. Fumar provoca más problemas de salud que, por ejemplo, el alcohol, las drogas ilícitas, la hipertensión arterial, la obesidad e incluso el colesterol.

Un coste humano y económico astronómico

El coste humano y económico del tabaquismo (gastos en salud pero también pérdida de ingresos, reducción de la productividad, etc.) oscilaba en 2000 entre los 98 y los 103 millones de euros, es decir, suponía un 1% del PIB de la Unión Europea. La ONU estima que en el mundo el desembolso es de 500 millones de dólares anuales.

Ante este problema de salud pública existen dos ejes de lucha:

  • Medidas antitabaco nacionales e internacionales

La convención-marco de la Organización Mundial de la Salud para la lucha antitabaco entró en vigor el 27 de febrero de 2005. Desde entonces ha sido ratificada por 172 países y contempla medidas sanitarias que incluyen el condicionamiento de los productos tabacaleros, la prohibición de la publicidad, de la promoción del tabaco y de las actividades de patrocinio y la lucha contra el contrabando, etc.

  • Ayuda médica e institucional para dejar el tabaco

Entre un 75% y un 85% de los fumadores querría dejar de fumar. La nicotina es una de las drogas más adictivas, así como una de las más peligrosas a mediano plazo. Por ello, los Estados han implementado o apoyan estrategias que contribuyen a que los fumadores que lo desean a dejen de fumar. Pero los autores de estas medidas subrayan que los esfuerzos actuales no son suficientes: “Menos de la mitad de los fumadores consiguen dejar el tabaco de manera permanente antes de los 60 años”, mientras que entre un 75% y un 85% desearía lograrlo y un tercio lo han intentado seriamente al menos tres veces.

Para mejorar estos resultados, los autores recuerdan la importancia del apoyo médico y del uso de una o más medidas (terapéuticas, sustitutivas, medicamentos, etc.), incluso si es posible conseguir dejar de fumar solo y sin ayuda. Proponen asimismo otras maneras de mejorar la asistencia médica país por país.

Aumentar los reembolsos

El informe EQUIPP preconiza mejorar el reembolso de las ayudadas percibidas para dejar de fumar. En España, sin embargo, la Seguridad Social aún no subvenciona los tratamientos de este tipo.

J-P Rivière

Otros contenidos del dosier: Dejar de fumar

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test