Tabaquismo: buenas razones para dejar de fumar

Tabaquismo: datos que sobresaltan

Si aún no te convencen las fotografías de malformaciones en bebés, de ratas muertas, de cáncer en garganta y pulmones que se exhiben en las cajetillas de cigarros, checa estos datos: el tabaquismo es una adicción provocada principalmente por la nicotina, uno de los componentes del tabaco. Según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el tabaco mata cada año a 6 millones de personas en el mundo y 600 mil de ellos son fumadores pasivos.

No, el cigarro no te hace lucir sexy, más bien te puede generar múltiples enfermedades; entre los órganos más afectados se encuentran los bronquios, pulmones, corazón, boca, laringe, esófago, páncreas, mamas, útero y pene. Mientras más tiempo has fumado, el riesgo de padecer enfermedades es mayor.

Fumadores pasivos

No creas que por el hecho de no fumar estás libre de riesgos. Si tu pareja o alguien en tu familia fuma mucho, tú te conviertes en fumador pasivo. "Los no fumadores están expuestos a los mismos carcinógenos que los fumadores", de acuerdo con los especialistas de la OMS. Y no sólo eso, sino que habrás inhalado tres veces más nicotina -sustancia que produce euforia y pérdida de apetito, y que se usa también como insecticida agrícola-; alquitrán -una sustancia viscosa y oscura que se extrae de la quema de madera y se usa para impermeabilizar barcos, tuberías y caminos-, y cinco veces más de monóxido de carbono -un gas altamente tóxico- que un fumador activo. Así que pídele ahora mismo a quien fume a tu lado, que apague su cigarro. El tabaquismo afecta incluso a quien no compra una cajetilla nunca.

Tabaquismo: cómo te beneficia dejar de fumar

Los beneficios de dejar de fumar son prácticamente inmediatos, según datos del organismo internacional:

  1. A los 20 minutos de que abandonas el cigarro, tu presión arterial vuelve a ser normal. Ocho horas después, la concentración de oxígeno vuelve a los niveles normales, y por tanto baja la concentración de monóxido de carbono en la sangre.
  2. 48 horas después, las terminaciones nerviosas que te permiten degustar la comida y oler el ambiente comienzan a regenerarse.
  3. A los tres meses, tu funcionamiento pulmonar mejora.
  4. A los nueve meses los pulmones comienzan a regenerar sus cilios (cabellos diminutos dentro de los pulmones que limpian las vías respiratorias de microbios y otros residuos).
  5. Un año después de dejar de fumar, habrás reducido a la mitad la probabilidad tener una enfermedad coronaria.
  6. A los cinco años, habrás reducido las posibilidades de tener cáncer de boca, de garganta, de esófago.  

¿Qué esperas? ¡Apaga ese cigarro ya!

Otros contenidos del dosier: Dejar de fumar

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test