Estreñimiento

No existe un ritmo normal de defecación. La periodicidad de emisión de las heces es muy variable de una persona a otra. La media se sitúa entre dos veces al día y tres veces por semana. Se habla de estreñimiento cuando el individuo evacua su intestino menos de 3 veces por semana.

Mecanismos

Los mecanismos implicados son diversos. En algunos casos, el estreñimiento se debe a la lentitud en la progresión de la materia fecal en el interior de la última parte del intestino (colon). En otros, la materia fecal progresa normalmente, pero el paciente presenta trastornos de evacuación relacionados con un mal funcionamiento de la última par te del colon, el recto y el ano. El estreñimiento puede aparecer de forma puntual y aislada. Sus causas son múltiples: permanecer demasiado tiempo en cama, fiebre, dieta pobre en fibra, ingestión de algunos medicamentos, embarazo o viajes. También puede ser debido a un trastorno crónico.

Causas

El estreñimiento no suele ir acompañado de otros trastornos, a excepción de aquellos casos en que está asociado a una enfermedad. El estreñimiento funcional está favorecido por una alimentación que no contiene suficiente fibra alimentaria. La fibra es una sustancia de origen vegetal que no es digerida por el intestino y que ejerce una función reguladora sobre el desplazamiento del contenido del tubo digestivo (tránsito intestinal): aumenta su volumen y su hidratación. El estreñimiento también está favorecido por el sedentarismo y el estrés. Por otra parte, puede ser la primera manifestación de algunas enfermedades, como el cáncer de colon.
El estreñimiento aparece entonces en una persona cuyo tránsito intestinal era, hasta el momento, perfectamente normal.

Diagnóstico

El médico recomienda efectuar exploraciones especiales sólo en los casos en que el estreñimiento pueda ser debido a alguna enfermedad. Generalmente, un simple examen clínico permite establecer que se trata de un estreñimiento funcional benigno. En este caso, es importante para el paciente comprender bien que no sufre ninguna enfermedad y que el hecho de emitir heces a un ritmo poco frecuente no entraña ningún perjuicio, excepto un malestar abdominal difuso.

Tratamiento

Consiste en llevar una vida sana. Una persona con tendencia al estreñimiento debe consumir alimentos variados, con una aportación suficiente de fibra alimentaria. Los principales alimentos ricos en fibra son los cereales y los productos derivados de ellos, algunas frutas y frutos secos (nueces, albaricoques, higos y ciruelas), y legumbres (judías o fríjoles, lentejas y guisantes).
También se aconseja al paciente consumir verduras y frutas, beber agua en abundancia y comer en horarios regulares. Asimismo, es preciso practicar una actividad física. Por el contrario, se desaconseja tomar medicamentos contra el estreñimiento (laxantes), sin haber consultado antes con el médico. Los laxantes sólo pueden prescribirse en caso de estreñimiento rebelde a los cambios en la dieta y deben tomarse durante períodos limitados, de forma que se eviten sus efectos secundarios: diarrea, calambres intestinales y dependencia de ellos para evacuar.

Laxantes

Por lo general, el estreñimiento no requiere la administración de medicamentos; una buena higiene alimentaria permite al intestino funcionar con normalidad. No obstante, numerosas personas, sobre todo mujeres, toman laxantes para poder evacuar cada día. Ello no es peligroso si se emplean productos controlados médicamente y a dosis normales. La «enfermedad de los laxantes», es decir, el consumo excesivo de estos productos tiene lugar en personas que multiplican la toma de medicamentos hasta el punto de adelgazarse y deshidratarse. Los consejos dietéticos y la regulación de los hábitos de evacuación son una solución mucho más sana.

Embarazo y estreñimiento

Numerosos factores se conjugan para favorecer el estreñimiento en el curso del embarazo. Las hormonas secretadas por la placenta provocan una relajación de todos los músculos, especialmente los del abdomen y los intestinos. Por otro lado, debido a su posición, el útero de la mujer embarazada se apoya sobre el colon y dificulta la progresión de la materia fecal. Finalmente, muchas mujeres deben guardar cama al final de su embarazo. Este estreñimiento puede resultar desagradable, pero no es peligroso, por lo que está desaconsejado abusar de los laxantes. Una alimentación rica en vegetales y en fibra y tomar aceite de parafina en cada comida suelen bastar para remediarlo.

Función del colon

El colon es la última parte del aparato digestivo. Es un tubo de alrededor de 1,40 m de longitud cuya pared es rica en fibras musculares. Su papel es fabricar las materias fecales a partir de los residuos alimentarios que no han sido asimilados por el intestino delgado y conducirlas hacia el exterior. Estos diferentes procesos se acompañan de la producción de gas y acaban con la formación de las heces, que se almacenan en la última parte del colon, el recto, antes de ser evacuadas a través del ano.

Otros contenidos del dosier: Enfermedades digestivas y renales

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test