Meningitis

Muchas enfermedades pueden acompañarse por una inflamación de las meninges. Sin embargo, las meningitis más frecuentes son infecciosas. Se clasifican en dos grupos, según el aspecto del líquido cefalorraquídeo que existe en el interior del sistema nervioso central (cerebro y médula espinal), del que se obtiene una muestra en la columna vertebral (punción lumbar): meningitis purulentas, con líquido turbio, y meningitis serosas, cuando el líquido es claro (su causa es, principalmente, vírica).

Síntomas

La enfermedad se declara rápidamente por un conjunto de signos, llamado síndrome meníngeo: el paciente tiene fiebre, dolor de cabeza intenso, acentuado cuando se expone al ruido o a la luz, y dolor en la columna vertebral; los músculos de la espalda están rígidos, lo que le obliga a acostarse en posición fetal, para disminuir la tensión muscular; el movimiento de flexión de la cabeza hacia el tronco es muy doloroso. Sin tratamiento, la infección puede producir desorientación, convulsiones o coma. Además de estos signos generales, el paciente puede presentar otros trastornos, según el tipo de meningitis:
Durante las meningitis purulentas, la bacteria puede difundirse por la sangre y provocar una infección diseminada (septicemia), que afecta a las vísceras. Por otro lado, las meningitis provocadas por el germen llamado meningococo se caracterizan por una erupción cutánea hemorrágica, que forma pequeños puntos negros en la superficie de la piel (púrpura petequial).
La meningitis tuberculosa (meningitis serosa debida a la infección por el bacilo tuberculoso) puede afectar a la visión y a la deglución, y provocar el coma.
La meningitis serosa producida por el virus del herpes puede transformarse en una infección del cerebro (encefalitis) y provocar, en este caso, convulsiones, parálisis y coma.

Tipos

Meningitis purulentas. Son producidas por bacterias: Haemophilus influenzae, meningococo o neumococo.
La meningitis por Haemophilus influenzae es grave, sobre todo cuando afecta a niños menores de 3 años.
La meningitis por meningococo suele aparecer en forma de epidemia en las colectividades de niños (escuelas y guarderías). En algunos casos, la bacteria se localiza en la mucosa de la garganta, pero la enfermedad no se desarrolla. El portador sano del microorganismo puede contaminar a las personas que lo rodean por medio de la tos.
La meningitis por neumococo suele seguir a una infección del oído o de los senos nasales, o a un catarro. La evolución de esta meningitis es grave.
Meningitis serosas. Pueden ser causadas por bacterias: bacilo de la tuberculosis, Listeria monocytogenes, rickettsia. También pueden deberse a un virus (meningitis vírica), en cuyo caso la enfermedad no es grave.

Tratamiento

Meningitis purulentas. Constituyen siempre una urgencia médica. La punción lumbar permite confirmar el diagnóstico y orientar el tratamiento. Éste consiste en la administración de antibióticos. Su duración varía según el tipo y la gravedad de la meningitis.
Meningitis serosas. El tratamiento depende de la causa: por ejemplo, antituberculosos para la tuberculosis o antibióticos para la listeriosis. El tratamiento de las meningitis víricas consiste, sobre todo, en la prescripción de medicamentos analgésicos y antitérmicos, para disminuir la temperatura y suprimir el dolor. Los antivíricos sólo son útiles en la infección por el virus del herpes.

Vacunación contra la meningitis

En la actualidad, se dispone de vacunas contra algunos de los gérmenes que producen meningitis purulentas. Los dos microorganismos más importantes son el meningococo y Haemophilus influenzae:
Existe una vacuna muy eficaz contra Haemophilus influenzae, germen que causa meningitis, sobre todo en los niños menores de 5 años.
En muchos países, esta vacuna se encuentra entre las que componen el calendario de vacunaciones sistemáticas.
El meningococo es un germen del cual existen, fundamentalmente, tres serotipos: A, B y C. Cada uno presenta una distribución geográfica diferente: el serotipo A, por ejemplo, es el más frecuente en la franja subsahariana en África, donde cada año produce epidemias con una mortalidad elevadísima. Se dispone de una vacuna contra los serotipos A y C, que puede aplicarse en las zonas donde éstos son más prevalentes. Sin embargo, no existe ninguna vacuna contra el serotipo B.

Para entenderlo mejor

Algunos términos que hay que conocer:
Líquido cefalorraquídeo. Es de aspecto claro, rodea el sistema nervioso central y rellena las cavidades del cerebro.
Meninges. Son las tres envolturas del sistema nervioso central (la duramadre es gruesa y protege el cerebro y la médula espinal; la piamadre está adherida al tejido nervioso; la aracnoides está situada entre la duramadre y la piamadre).

Punción lumbar

Consiste en introducir una aguja hueca en la parte inferior de la columna vertebral (fondo de saco raquídeo lumbar), para obtener una muestra de líquido cefalorraquídeo. Ello permite diagnosticar una meningitis o una hemorragia en las meninges; también permite inyectar medicamentos (antibióticos, quimioterapia) o un producto de contraste. La punción lumbar se efectúa en el hospital, generalmente con anestesia local. No presenta ningún peligro, pero el paciente debe permanecer tumbado durante 24 horas después de la punción, para evitar la aparición de dolor de cabeza.

Prevención

Se refiere a la meningitis cerebroespinal, ya que la transmisión del germen es posible, a partir de los enfermos o de portadores sanos. Las medidas preventivas consisten en prescribir antibióticos a las personas que han estado en contacto con los enfermos. Existe una vacuna contra Haemophilus
influenzae y contra algunos tipos de meningococo.

Otros contenidos del dosier: Enfermedades infecciosas infantiles

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test