Rubéola

Causas

Esta enfermedad aparece en niños de 6 a 12 años y se propaga por medio de las gotitas de saliva. El

tiempo que tarda la enfermedad en declararse (período de incubación) varía entre 2 y 3 semanas.

Síntomas

La rubéola se manifiesta por una fiebre ligera. Dos días más tarde, aparece un brote de manchas redondeadas y rojas en la cara, que se extienden al tronco y después a las extremidades. Esta erupción puede acompañarse de un aumento del tamaño de los ganglios del cuello y amigdalitis. La enfermedad dura varios días. A veces, pasa completamente inadvertida. En algunas ocasiones, se confunde con otras erupciones provocadas también por virus.

Tratamiento

Consiste únicamente en hacer bajar la fiebre. El niño que ha contraído la rubéola está inmunizado contra

la enfermedad.

Complicaciones

Esta enfermedad no es grave. En ocasiones, el niño presenta dolor en los dedos (artritis). Las complicaciones más graves afectan, sobre todo, a las mujeres que contraen la enfermedad durante los primeros cuatro meses de su embarazo, debido al riesgo de malformaciones del feto. Como norma preventiva, es necesario que todos los adolescentes estén vacunados.

Vacunación

Se recomienda entre el primero y el segundo año de vida, para intentar erradicar la enfermedad. La vacuna suele administrarse junto con la de la parotiditis y la del sarampión. No da lugar a reacciones importantes.
En ocasiones, la vacunación de la rubéola también debe administrarse a personas adultas que no han pasado la enfermedad y –por lo tanto– carecen de inmunidad natural, sobre todo mujeres.
Éste es el caso de las mujeres que trabajan en centros donde se atiende a niños pequeños o en centros sanitarios, sobre todo si están en edad fértil y piensan quedarse embarazadas.

Vacunas vivas atenuadas

Las vacunas contra el sarampión y la rubéola se elaboran con virus vivos atenuados, que pueden provocar una reacción leve. Ello ocurre en el 5 al 10% de las vacunaciones contra el sarampión: puede aparecer una especie de «sarampión atenuado» como reacción a la vacuna. Este tipo de vacuna está contraindicado durante el embarazo, ya que se corre el riesgo de transmitir el virus al feto.

Doble vacunación del sarampión y la rubéola

Durante el segundo año, el niño es vacunado contra el sarampión y la rubéola. La protección es eficaz durante algún tiempo, pero hacia los 6 años o en la adolescencia se precisa una segunda dosis, de recuerdo, para prolongar esta protección hasta la edad adulta. Esto es válido tanto para los niños como para las niñas.

Rubéola congénita

Al principio del embarazo, el médico verifica si la mujer embarazada está inmunizada contra la rubéola.
Si no lo está, debe evitar el contacto con personas susceptibles de transmitirle el virus. La rubéola es una enfermedad que puede ser grave si afecta al feto, por las malformaciones que puede producir en el futuro bebé. El mejor tratamiento preventivo consiste en vacunar a todos los niños y adolescentes.

Otros contenidos del dosier: Enfermedades infecciosas infantiles

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test