Las diferentes facetas de la artrosis

Durante mucho tiempo la artrosis se ha tenido como una enfermedad uniforme cuya única diferencia es el lugar donde ocurre (y en menor medida, su origen primario –de causa desconocida– o secundaria –ligada a una artritis inflamatoria o a otra causa–, de su gravedad o del sexo del paciente). Como muestra, los participantes en ensayos clínicos sobre la artrosis solamente se elegían según la localización de la enfermedad. Pero resulta que hoy en día esta enfermedad tiene varias formas, en parte relacionadas con los factores de riesgo que se le asocian. Descubre este cambio de paradigma a través el ejemplo de la gonartrosis, la artrosis de rodilla.

Las diversas formas de la artrosis

Actualmente, los especialistas se ponen de acuerdo para decir que las cosas no son tan simples. Más allá de los factores iniciales, existen mecanismos fisiopatológicos muy variables que están relacionados con eso. Así, las alteraciones detectadas al nivel de la articulación y por lo tanto de la evolución serían bastante diferentes según se trate de una gonartrosis en una persona obesa, en una persona mayor o en un joven deportista con antecedentes de traumatismo de menisco o de ligamentos internos cruzados.

Mecanismos fisiopatológicos diferentes

Actualmente, pensamos que existe una vulnerabilidad genética en la artrosis que interactuaría con factores no modificables como la edad, pero también con factores iniciadores. Pero esto no es todo, esta sensibilidad genética no sería la misma según se trate de una artrosis ligada a la obesidad o a la vejez.

Artrosis y estrés mecánico

En el caso de una gonartrosis inducida por un estrés mecánico como un traumatismo o un sobrepeso moderado, estas tensiones mecánicas estimulan receptores articulares que a su vez provocan la secreción de mediadores solubles proinflamatorios. Estas pueden ser responsables de una perturbación del equilibrio de los tejidos de diferentes estructuras de la articulaciones. Estos procesos alteran la función misma del cartílago, del hueso subcondral, del hueso propiamente dicho (osteoblasto), creando así lesiones inflamatorias progresivas a este nivel, pero también a nivel de los ligamentos o incluso de los músculos.

Artrosis y obesidad

Tratándose de una gonartrosis por obesidad, se observan los mismos efectos inflamatorios de estrés mecánico, pero serían intensificados por la secreción de adipocinas, sustancias proinflamatorias segregadas por el tejido graso. Otras adipocinas, como la adiponectina segregada por las grasas periarticulares, amplificarían aún más los daños a todos los niveles de la articulación, incluido a nivel de la sinovial. Estas alteraciones inflamatorias se parecen a anomalías metabólicas observadas en otras enfermedades ligadas a la obesidad como la diabetes. La obesidad es por lo tanto, un factor importante en la gravedad de gonartrosis, y también de la coxartrosis. Los pacientes obesos cada vez recurren antes y más frecuentemente a las prótesis. 

Artrosis y envejecimiento

En la gonartrosis por envejecimiento, los mecanismos también son diferentes: perturbación de las funciones normales celulares relacionadas con la edad (disminución de los factores que refrenan la inflamación…), pérdida de masa muscular, distensión de las articulaciones, disminución de la matriz y de los elementos de crecimiento… Se produce entonces un triple problema en los sujetos de edad avanzada: aumento de la inflamación, déficit de las funciones metabólicas y de los tejidos a los que se añaden a menudo desórdenes frecuentes en las personas mayores como la diabetes o las alteraciones hormonales. 

Estas diferencias que se observan en el proceso fisiopatológico de la gonartrosis en función de los elementos iniciadores, explican la diversidad de las formas y la importante variación de las manifestaciones y de la evolución de la enfermedad.

Características de la artrosis en función de la localización

La confluencia de los mismos fenómenos se aplica también para otras localizaciones de la artrosis:

  • La coxartrosis (artrosis de cadera) ha sido menos estudiada, pero los factores genéticos, las diálisis, las malformaciones y a un grado menor, el sobrepeso, son elementos que modifican las formas de este ataque artrítico.
  • Para la artrosis digital, los factores más importantes son factores metabólicos y la edad, pero también el sexo y la genética, ya que este ataque es más común en las mujeres y aún más en aquellas con antecedentes familiares de sexo femenino. Los factores responsables de la aparición y de la agravación de la enfermedad son factores esencialmente mecánicos como la escritura, la pintura, el trabajo manual preciso y también el uso frecuente del teclado del ordenador.
  • Para las demás localizaciones (espalda, tobillo, cuello), los expertos señalan como iniciadores a los traumatismos, limitaciones físicas o mecánicas (deporte, algunas profesiones…) o alteraciones de la estática en los pies por culpa de la artrosis en el tobillo.

La artrosis metabólica: un concepto por confirmar

Algunos expertos han cruzado datos experimentales y epidemiológicos que indican que la noción de artrosis por obesidad podría incluirse en una noción más amplia, la de la artrosis metabólica. En efecto, la existencia de un síntoma metabólico, de una diabetes, de alteraciones de los lípidos como el colesterol e incluso de una hipertensión arterial (HTA) pueden favorecer las lesiones articulares de tipo artrítico, independientemente de la existencia de una obesidad. Varios estudios defienden este nuevo concepto, pero se necesitan más datos para confirmar si constituyen factores iniciadores independientes los unos de los otros.

Fuentes:

  • 6.º Coloquio del Grupo Pasteur Mutualité del 7 de noviembre de 2014: «La artrosis, enfermedad plural, enfermedad en movimiento. Prevenir, actuar y tratar».
  • La artrosis, enfermedad plural, enfermedad en movimiento. Tout Prévoir N.º 455, Octubre de 2014. Número temático.

Otros contenidos del dosier: Artrosis

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test