Los factores que pronostican la artrosis

Los factores clínicos de malos pronósticos han sido identificados en la artrosis, especialmente en función de la localización de la enfermedad. Así, en la artrosis de rodilla, el sobrepeso, la obesidad, traumatismos anteriores, cirugía de la rodilla o malformaciones como el genu varum o genu valgum son considerados como factores erróneos de pronóstico.

Durante mucho tiempo, la localización de la artrosis, sus factores así como los signos de gravedad radiológica (sobre todo la pérdida de cartílago y la presencia de osteofitos) servían para juzgar la evolución de la enfermedad. Pero desde hace algunos años, los especialistas se han dado cuenta de que los factores predictivos de malos pronósticos son más numerosos y que hay que considerarlos caso por caso para adaptar el tratamiento. El objetivo es poder prevenir que se agrave la enfermedad.

Los factores predictivos de progresión en la imagen médica

Algunos exámenes médicos permiten evaluar la progresión de la enfermedad.

  • La radiografía

La radiografía estándar es el examen elegido para hacer un seguimiento de la evolución morfológica de la artrosis. Durante mucho tiempo la pérdida de cartílago, la presencia de osteofitos y la esclerosis del hueso subcondral se consideraban factores radiológicos de un mal pronóstico. Pero la presencia de estas lesiones no siempre está en consonancia con la gravedad de los síntomas. Así, los pacientes que no presentan casi ninguna lesión radiológica pueden tener síntomas muy severos y viceversa.

Pero la artrosis es una enfermedad con múltiples facetas y hoy en día sabemos que no hay cartílago bajo el hueso subcondral, que está en el centro de la enfermedad. En efecto, el edema óseo, el derrame articular, los signos de sinovitis, las lesiones degenerativas o traumáticas constituyen factores para un mal pronóstico aunque los síntomas sean discretos.

Otros factores radiológicos para un mal pronóstico son el pinzamiento de >0,5 mm en la rodilla, una cabeza de fémur con artritis o una cadera displástica en la artrosis de cadera.

  • La IRM

La IRM (imagen por resonancia magnética) ha permitido poner en evidencia lesiones diversas y precoces que no son visibles con la radiografía. Sin embargo, la IRM no se utiliza en la revisión rutinaria, sino que hoy en día es una herramienta de investigación.

Las lesiones visibles en la IRM permiten distinguir dos formas de artrosis: las formas cartilaginosas (con ataques focales del cartílago) y formas inflamatorias (con derrame y alteraciones sinoviales). Además, la IRM permite visualizar imágenes que se consideran como de mal pronóstico: pérdida del volumen del cartílago, lesiones cartilaginosas focales, derrame articular, inflamación del hueso, lesiones del menisco o sinovitis.

En particular, las lesiones del menisco, sean degenerativas o traumáticas, constituyen un factor de mal pronóstico de la gonartrosis. En la práctica, se estima que globalmente pasan alrededor de 15 años entre la aparición de los primeros síntomas y el uso de una prótesis de rodilla. Pero el tiempo será más corto si existen lesiones del menisco, del hueso o sinoviales.

Otros factores predictivos de evolución de la artrosis

Además de los factores clínicos "clásicos" de un mal pronóstico como la obesidad, el sobrepeso, un consumo importante de antiinflamatorios no esteroideos (AINE) o unos antecedentes de traumatismos o de malformaciones de las articulaciones, también se describen otros factores predictivos de progresión en función o no de la localización de la artrosis: inflamaciones en las articulaciones, destrucción de otros elementos a parte del cartílago, dolores, deformación y ataques radiográficos en la artrosis digital, lesiones de ligamentos en la gonartrosis… 

Tu médico tendrá en cuenta estos factores predictivos de progresión para poder personalizar tu tratamiento. A falta de medicamentos curativos, es indispensable luchar contra los factores de progresión de la enfermedad, pero también contra los factores de riesgo para mejorar el pronóstico, ralentizar la evolución de la artrosis, disminuir los síntomas y conservar la función durante el mayor tiempo posible.

Dr. J. Cardenas

Fuentes:

1- 6ème Coloquio Grupo Pasteur Mutualité del 7 de noviembre de 2014: «La artrosis, enfermedad plural, enfermedad en movimiento. Prevenir, actuar y tratar».

2- La artrosis, enfermedad plural, enfermedad en movimiento. Tout Prévoir N.o 455, octubre 2014. Número temático.

Otros contenidos del dosier: Artrosis

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test