Bimba Bosé tras enfrentarse al cáncer de mama

Recuperada ya, la diseñadora nos cuenta como ha superado este bache que le ha hecho ver la vida con otros ojos gracias al apoyo de la familia, su pareja, el modelo Charlie Centa, que ha estado a su lado en todo momento y sus dos hijas, Dora, de diez años, y June, de dos. Tras someterse a una mastectomía, Bimba tiene en mente hacerse la reconstrucción, pero será más adelante.
Solo en España, 21.000 nuevos casos de cáncer de mama son detectados al año, es el tumor más frecuente entre las mujeres occidentales. Pero, pese a las altas cifras de incidencia, las estadísticas son muy esperanzadoras, ya que hasta el 85% de las pacientes diagnosticadas en fase precoz se curan. Es por ello que los especialistas insisten en la importancia de una detección precoz, de ahí la necesidad de acudir a revisiones periódicas.

El cáncer no te ha parado...

- No, no me he parado. En el cáncer y en todas las enfermedades juega un papel muy importante lo emocional y si dejas que lo emocional te toque, al final te derrumbas. Es importantísimo dejarse llevar y pensar en lo que te va a venir bien.

¿En qué ha cambiado tu vida?

- Simplemente he tenido que adaptarme a otras rutinas que antes no tenía, como tener que ir a revisiones todas las semanas y aprender cosas nuevas de nombres horribles como metástasis, crónico, cáncer, pero mi vida ha cambiado en una actitud mucho más positiva, más dispuesta a lo que quiero, pero también menos dispuesta a lo que no quiero hacer. Soy mucho más específica en todo.

Lo peor ya ha pasado...

- Lo peor ya ha pasado, ahora estoy en observación. Que te quiten un pecho es lo peor, pero también a eso hay que verle la gracia. Ahora estoy con tratamiento hormonal, porque es un cáncer alimentado principalmente por lo hormonal.

La cicatriz no había sido ningún trauma, una herida de guerra...

- Es una historia más que contar, algo de lo que se puede presumir también.

Tienes sangre torera...

- Puede ser, cada uno lo interpreta como puede.

¿Qué ha sido lo peor?

- Lo peor es cómo uno asume esa palabra y cómo se va asentando en la rutina, el cómo se lo va a tomar la gente, decidir si se lo cuentas o no. Lo peor es adaptarte a esa dinámica.

¿Vas a optar por la reconstrucción de mama?

- Sí, tengo en mente reconstruírme el pecho, pero todavía no. Aún no estoy en plazo, me han recomendado que pasen unos ocho o nueve meses antes de hacérmelo.

En este tipo de intervención la actitud de la pareja cuenta mucho...

- Es fundamental, en mi caso la persona que tengo al lado me quiere por cómo soy, es un hombre de verdad. (Ríe)

¿Se te ha acercado mucha gente por la calle para pedirte consejos?

- Sí, muchísima gente. No sólo para pedirme consejo, sino para darme ánimos y eso lo agradezco muchísimo. Ahora es el momento para dar las gracias. Lo hago también a través de las redes sociales y no me canso de dar las gracias a todos aquellos que no me conocen de nada y que lo que ven es sólo una punta del iceberg y que aun así me animan. Es emocionante y lloro cada vez que veo la cantidad de mensajes que la gente me manda. Todo ese apoyo sirve muchísimo. Yo lo agradezco.

¿Has pensado en contar tu historia en un libro?

- No sé si da para tanto. Si puedo hablar del cáncer en un libro claro que sí lo escribiría. Todo sea para difundir mi experiencia y que ayude a otra gente.

Con la maternidad fuiste muy alternativa, ¿Con el cáncer también lo has sido?

- No soy radical, pero creo que hay muchas cosas y combinándolas puede salir algo nuevo. Quiero decir que una cosa no quita la otra. No puede ser sólo medicina convencional, siempre me ha gustado seguir dietas equilibradas, ayurveda, etc. Ahora hay miles de medicamentos nuevos o de fórmulas nuevas a través de plantas, que se están investigando y que están siendo muy efectivas, incluso más que algunos fármacos. Siempre combinando ambas cosas. Creo que ahí está el éxito, cuando la medicina tradicional cuenta con la alternativa y viceversa.

Has recurrido a la sanidad pública...

- Sí, por supuesto. A muerte con la sanidad pública, porque funciona de maravilla. Es una de las pocas cosas que nos va bien en este país. Por favor, no la toquemos porque ya es desquiciante la situación.

¿Has necesitado ayuda psicológica?

- Sí, siempre he tenido terapeutas al lado, cuento con la terapia en mi vida desde que era adolescente. He tenido esa oportunidad. Creo que es importante si puedes permitírtelo. Es importante porque hay que hablar de todas las enfermedades y exteriorizarlas, porque al principio es algo muy emocional y las emociones van creando cosas extrañas en nuestro cuerpo.

¿Te sientes curada?

- Yo creo que he estado curada desde el principio. Nunca se puede decir que estás curada, pero la enfermedad me ha hecho posicionarme en la vida y ver las cosas de otra forma.

¿Tus hijas que papel han tenido?

- Ha sido importante dedicarles más tiempo. La energía que te proporcionan es algo que ayuda mucho.

Irene Díaz

Otros contenidos del dosier: Cáncer de mama

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test