Cáncer de mama: los frenos a la reconstrucción mamaria

Sólo un 20 por ciento de las mujeres que se someten a una mastectomía decide hacerse una reconstrucción mamaria, ya sea de manera inmediata o dentro de los cinco años siguientes a la operación, apunta la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE). Sin embargo, no existe ninguna contraindicación médica que impida esta técnica. Ni siquiera hay un riesgo de recidiva del cáncer. La doctora Anne Lesur, oncosenóloga del centro Alexis Vautrin de Nancy, en Francia, nos explica las razones de esta reticencia.

La principal parece ser de orden psicológico, porque la realidad es que no existen factores médicos que limiten la operación, aseguran los médicos. “Incluso si el pronóstico no es bueno, es posible hacer una reconstrucción mamaria. Hay que quitarse la idea de que ésta puede favorecer una recidiva de la enfermedad”, insiste Lesur. Pero hay, sin embargo, unos tiempos que deben respetarse: “Si la paciente acaba de recibir quimioterapia o radioterapia es necesario que los tejidos cicatricen”, previene la médica.

“A partir del momento en que hay una ablación, el cirujano debe informar a la paciente de que puede reconstruirse el seno cuando quiera; el profesional debe tener buen conocimiento de historial cancerígeno de la mujer y de la posible evolución de la enfermedad”, agrega.

“No culpabilizar a las pacientes, sea cual sea su elección”

Para la mujer, reconstruirse el seno significa sobre todo reapropiarse de su propio cuerpo, de su silueta, y reconciliarse con su feminidad. Se borra un vacío y se reestablece un equilibrio con el otro seno. A veces, incluso, es posible elegir el tamaño de ambos pechos. Significa también retomar el ritmo de vida normal, ir a la piscina, por ejemplo. Pero para algunas mujeres termina primando la necesidad de poner fin al proceso médico. La idea de volver al hospital agota y da miedo.

Hay pacientes, cuenta Lesur, que no desean someterse a este intervención porque practican mucho deporte y tienen pechos pequeños, de manera que si sienten cómodas utilizando un seno postizo. La importancia que se le otorga a la figura varía mucho de unas mujeres a otras, ha constado la médica. “Lo principal es no culpabilizarlas, sea cual sea su elección”, dice. Lo importante es entender el porqué de su decisión.

Las listas de espera a menudo son largas, lo que también explica la desmotivación de muchas.

En cambio, la reconstrucción figura en el catálogo de prestaciones de la Sanidad Pública en todas las Comunidades Autónomas del territorio español, lo cual incluye la cirugía de la mama contralateral y la reconstrucción de la areola y el pezón.

La mayoría de las compañías de seguros médicos también incluyen entre sus prestaciones la reconstrucción mamaria, tanto inmediata como diferida, aunque no todas cubren el coste de la prótesis y la cirugía de la mama contralateral.

I. Frenay

Otros contenidos del dosier: Cáncer de mama

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test