Los cánceres de mama de intervalo

Si bien la mamografía sigue siendo el examen de referencia para detectar los tumores de mama -recomendada cada dos años a las mujeres mayores de 50-, este estudio no es infalible, advierte la doctora Brigitte Séradour, radióloga y coordinadora del programa de detección de cáncer de mama en Bouches-du-Rhône, Francia. La mamografía tiene sus limitaciones, como riesgos de radiación, sobrediagnóstico o sobretratamiento. Por otro lado, las mujeres no deben saltarse el control ginecológico anual entre mamografías, insiste la doctora Séradour. "Un resultado negativo significa que, a priori, todo va bien, pero esto no implica que podamos saltarnos la visita anual con el ginecólogo", recomienda. No es raro que el cáncer aparezca entre dos mamografías, 24 meses después de un control normal o que solo mostraba alteraciones benignas.

En España se detectan 22.000 casos anuales de cáncer de mama. Cada año fallecen 5.800 mujeres, según informa la Dirección General de Salud de la región de Murcia en un informe de mayo de 2012. La mortalidad ha descendido en un 10% entre 1980 y 2010, se añade. En Francia, por su parte, en 2011 se registraron 58.000 casos nuevos de cáncer de mama contra 25.000 treinta años antes, lo que refleja un aumento real de la incidencia de este tipo de tumor, afirma el doctor Richard Villet (presidente de la Sociedad Francesa de Estudios de la Mama y Patologías Mamarias). Paralelamente, la mortalidad por cáncer de mama ha disminuido ligeramente, pasando del 26 % en 2000 al 20% o  22% en la actualidad.

Según estudios llevados a cabo en Francia entre 2002 y 2005, estos cánceres de intervalo representan el 18 % de los cánceres de mama. Aproximadamente un tercio ocurre dentro de los 12 meses de realizada la mamografía y los dos tercios restantes se producen en el segundo año.

La mayoría de los cánceres de mama de intervalo no es detectable

"Es difícil hacer la distinción entre los cánceres nuevos de rápida evolución y los que no se detectaron en la última mamografía", comenta la doctora Séradour. Se calcula que entre el 54 % y el 60 % de los cánceres de intervalo son tumores nuevos no detectados por mamografía. Otros, sin embargo, son el resultado de errores cuya causa puede ser:

  • Técnica: una película de mala calidad, un pecho mal comprimido, un tumor muy cerca del esternón y por lo tanto difícil de ver son algunas de las razones que explican el 20 % de los cánceres de intervalo;
  • Humana: el médico no vio el tumor o lo consideró benigno. Este es el caso de 30 % de los cánceres de intervalo.

Aunque no se puede hablar de perfiles específicos, los cánceres de intervalo parecen ser más comunes en las mujeres con senos densos. También parece que estos tipos de cáncer son más frecuentemente  cánceres lobulares invasivos [el cáncer atraviesa la pared de los lobulillos, donde se produce la leche, y comienza a invadir los tejidos circundantes de la mama, pudiendo propagarse hacia los ganglios linfáticos y otras zonas del cuerpo] a menudo con un peor pronóstico que los cánceres in situ.

Mamografías más frecuentes no son la solución

¿Cómo reducir la incidencia de estos cánceres de intervalo, los cuales aparecen en mujeres bien controladas? "Estamos tratando de reducir los cánceres relacionados con problemas técnicos", responde la radióloga, quien añade que "reducir el periodo entre mamografías, por ejemplo, haciéndolas anualmente, no es la solución, ya que así aumentaría la tasa de falsos positivos y la irradiación".

Hasta la fecha hay tres tecnologías para la detección de cáncer de mama:

  • La mamografía analógica sobre película, la convencional y estándar por más de 30 años;
  • La mamografía digital directa;
  • La mamografía digital indirecta o digitalizada.

La experiencia demuestra que antes de los cincuenta años, cuando los senos son densos, la tecnología digital da mejores resultados (la tasa de detección de lesiones se multiplica por 4,5 en comparación con la mamografía analógica). Sin embargo, pasados los cincuenta, los senos se vuelven más grasos y en este caso la tecnología analógica es totalmente fiable. Para la doctora Séradour ambas tecnologías son fiables y dan buenos resultados a condición de que el examen esté bien hecho. De ahí que la radióloga abogue por establecer un protocolo para el control de los equipos para garantizar la homogeneidad de los resultados.

La consulta ginecológica anual

La radióloga insta a las mujeres a visitar a su ginecólogo regularmente para efectuar un examen clínico complementario de la mamografía. "Que una mamografía dé normal no significa que algo anormal no pueda ocurrir antes de la siguiente mamografía", y hace hincapié en la importancia de un cribado organizado: una segunda lectura permite detectar un 8% de tumores no detectados en la primera lectura.

A. Pelletier

Otros contenidos del dosier: Cáncer de mama

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test