La realidad del cáncer de mama

El cáncer de mama es la causa más común de defunciones asociadas con el cáncer entre mujeres por todo el mundo. Cada año se diagnostican 1,7 millones de nuevos casos; estos casos representan un 10% de todos los casos nuevos de cáncer. 

En España se diagnostican unos 16.000 casos al año, lo que representa el 24,6% de todos los tumores femeninos. Las muertes por cáncer de mama, representan más de 410.000 anualmente, lo que significa cerca de 1,6% de todas las defunciones mundiales entre las mujeres.

Es un problema urgente de salud pública en regiones de altos recursos y se está convirtiendo en un problema cada vez más urgente en las regiones de bajos recursos, donde las tasas de incidencia  han aumentando hasta un 5%. Sin embargo, en estos países, hasta ahora el cáncer no es un problema de salud prioritario, porque lo son las enfermedades infecciosas.

En España supone el 5,6% de las muertes por cáncer en la mujer y la primera causa de muerte en mujeres entre 40 y 55 años. Su incidencia aumenta con el nivel económico pero a pesar de que aumenta la incidencia, la tasa de mortalidad ha disminuido en los últimos años, debido principalmente a los programas de detección precoz y a los avances en el tratamiento sistémico.

La supervivencia media en Europa es del 93% a un año y de 73% a cinco años.

Incidencia del cáncer de mama

La incidencia del cáncer en las mujeres ha aumentado a nivel global: cada año el cáncer es responsable del 14% de las muertes entre mujeres. Y según los últimos estudios de la Sociedad Americana del Cáncer (ACS) y la revista cientifica The Lancet, se espera que la cifra aumente en 2030. Para el cáncer de mama, el que más vidas se lleva entre las mujeres, concretan que el número de mujeres diagnosticadas podría aumentar a 3,2 millones al año en 2030, en comparación con los 1,7 millones de casos anuales que se han ido diagnosticando en los últimos años. Ya en 2012, el número de mujeres que fallecieron por cáncer de mama ascendió a 521.900.

La incidencia en España sigue siendo de las más bajas, situándose por detrás de países como Dinamarca, Irlanda, Países Bajos, Reino Unido o Alemania. Es de un 25% en las mujeres menores de 50 años, un 50% entre las mujeres con edades comprendidas entre los 50 y 69 años y de un 25% en las que tienen más de 70 años. Y cuanto mayor es la incidencia menor es la mortalidad. Se estima que una de cada diez mujeres sufrirá cáncer de mama a lo largo de su vida y menos de un 1% de cánceres de mama se presenta en varones.

Por qué ha aumentado su incidencia

Los últimos datos de la Sociedad Americana del Cáncer (ACS) y la revista cientifica The Lancet, en los que aseguran que la incidencia del cáncer femenino irá en aumento en los próximos años, apuntan al crecimiento y el envejecimiento de la población como causas. Pero en el caso del cáncer de mama, las razones van más allá. Parece ser que la modificación de algunos factores de riesgo, como el tratamiento hormonal sustitutivo en la menopausia puede tener un papel fundamental más importante de lo que se piensa. Otro factor que parece que influye es el incremento de los embarazos a mayor edad en la mujer, es decir, al aumento del tiempo entre la menarquía (la primera menstruación), y el primer embarazo, que en 40 años ha pasado de ser de 5 años a 18, o incluso el que ahora las mujeres no tengan hijos.

Según Sally Cowal, autora del estudio de la Sociedad Americana del Cáncer, también apunta a otros factores como el sedentarismo, una peor alimentación, la obesidad o los ya mencionados embarazos tardíos, podrían explicar este incremento del cáncer en las mujeres, y especialmente, el cáncer de mama.

Así, la probabilidad de presentar cáncer de mama ha pasado de ser de una de cada 20 mujeres hace veinte años, a una de cada 10 en la actualidad, si viven hasta los 75 años. 

Formas de diagnosticarlo

El diagnóstico de cáncer de mama se puede realizar de diferentes maneras:

1. Inspección y autopalpación de la mama

2. Mamografía: en la actualidad es la prueba más eficaz y más fácil de realizar para conseguir un diagnóstico precoz de la enfermedad. El único problema es que en las menores de 35 años la densidad y cantidad de tejido mamario dificultan la interpretación de la prueba.

3. Ecografía

4. RNM (resonancia nuclear magnética): se utiliza para delimitar la extensión de la enfermedad.

5. Diagnóstico patológico de cáncer de mama: da el diagnóstico de seguridad porque se extrae tejido mamario directamente.

  • PAAF: Consiste en extraer tejido a través de una aguja a una jeringa.
  • BAG: La aguja es más gruesa, y lo que se obtiene es un cilindro de tejido.
  • Biopsia abierta o quirúrgica: se abre la mama y se extrae tejido directamente para analizarlo posteriormente.

¿Hay que hacer screening?

La mamografía que es la prueba reina en el screening, la Sociedad Española de Oncología la recomienda a mujeres a partir de los 40 años, sin embargo esa edad varía de unas comunidades a otras. En aquellas mujeres que presentan alto riesgo de padecer este tumor, el screening debería comenzar a los 25 años o a una edad diez años menor de la que tenía el familiar afectado cuando fue diagnosticado. Es recomendable que todas las mujeres se sometan a ello cuando su comunidad se lo recomiende porque es un hecho que reduce la mortalidad en cerca de un 44%.

¿Cómo se trata?

Existen varios tratamientos que en la mayoría de las veces se combinan. Estos son:

Más tarde o más temprano, el tratamiento será quirúrgico pero en ocasiones se aplicará la quimioterapia con el fin de reducir su tamaño y hacer posible que la cirugía sea menos radical.

Hay vida después del cáncer

Aunque muchos  pacientes consiguen realizar una vida más o menos normal,  la mayoría vivirán con algunos problemas. Todo esto dependerá de las secuelas físicas o psíquicas, que les hayan quedado. Es importante que la mujer adopte su vida, a las posibles limitaciones lo más rápido posible, y que busque apoyo psicológico cuanto antes para poder contar sus problemas sin limitaciones.

Dentro de este apartado un punto muy importante es la reconstrucción mamaria para que la mujer recupere su autoestima personal y la psicooncología, así como los grupos de autoayuda.

Fuentes y enlaces útiles:

Global burden of cancer in women, American Cancer Society, noviembre 2016 (documento disponible en línea).

Health, equity, and women’s cancers, The Lancet, noviembre 2016 (documento disponible en línea). 

Sociedad Española de Oncología médica

Federación Española del Cáncer de Mama

GLOBOCAN

Dr. José Manuel Marín

Actualizado en noviembre de 2016

Otros contenidos del dosier: Cáncer de mama

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test