La reconstrucción mamaria

En España, una de cada 12 mujeres sufre de cáncer de mama en un momento de su vida. El tratamiento de dicho cáncer se basa, en parte, en la cirugía. Las nuevas técnicas hacen que, a menudo, sea posible conservar el pecho, aunque en el 40% de los casos la extirpación es la única solución. Una vez superado ese primer combate, se plantea la opción de la reconstrucción mamaria. Sin embargo, en España las mujeres siguen siendo reticentes a pasar por una segunda operación.

El porqué de la reticencia

 “Creo que existen diferentes razones según las mujeres”, explica la Dra. Sarfati. “Por un lado, están las mujeres más fuertes, las que aseguran no necesitarlo. Lo cual es cierto si lo analizamos de manera objetiva. Pechos hay dos, poca gente los ve y pueden disimularse fácilmente. Es imposible saber si una mujer vestida ha pasado por una mastectomía o no. Por esa razón, muchas mujeres no necesitan una reconstrucción. No existe ninguna razón fisiológica por la que no podamos vivir sin pechos”.

“Por otro lado, están las mujeres que temen pecar de ambiciosas y se dicen “Bastante afortunada me puedo considerar ya con haberme recuperado del cáncer y tener buena salud. No voy a abusar encima pidiendo que me reconstruyan el pecho”. Esta no puede considerarse una buena razón ya que se ha demostrado que la reconstrucción no aumenta el riesgo de recaída, no obstaculiza la vigilancia ni la detección de una posible recidiva y no interfiere en el tratamiento”, argumenta la especialista.

“El cáncer de mama puede darse a cualquier edad. Lo mismo ocurre con la mastectomía. La extirpación de un pecho es, a la vez, la extirpación de un parte de feminidad. Una feminidad que se niegan a sí mismas y a la que renuncian ‘en exceso’”.

Cristina Sánchez, tratada de un cáncer de mama en 2006: El primer objetivo es salvarle la vida. “El cirujano está ahí para salvarnos la vida. Por eso, antes de la mastectomía no le pregunté siquiera de qué lado me quedaría la cicatriz. Siendo realista, lo único que quieres es vivir. ¡Y luego resulta que te salvas! Y aprecias todo lo bueno de vivir. De repente, ves todo de color de rosa. Pero, con el tiempo, recuperas tus antiguos valores. Hay una jerarquía en todo esto, una jerarquía totalmente necesaria. Y llega el momento de la reconstrucción, te lo planteas, tienes dudas. ¡Has soñado tanto con ese momento…!”.

 “Por último, están las mujeres que no aceptan que les anunciemos la mastectomía sin hablarles de reconstrucción. Son las que acceden a dejarse extirpar el pecho a condición de ser ‘reconstruidas’ después”, explica la Dra. Sarfati.

Julia Pons, tratada de un cáncer de mama en 2006: “Había oído hablar de ello. Sólo tenía que esperar a terminar con la radioterapia para que la piel se recuperase. Es duro verse con un solo pecho. No quise ni oír hablar de las prótesis externas. No, yo tenía que operarme. Era sólo cuestión de tiempo”.

La necesidad de establecer prioridades

“No solemos hacer una reconstrucción cuando hay probabilidades de que la persona tenga que pasar por radioterapia inmediatamente después ya que el tratamiento puede deteriorar el resultado de la reconstrucción. Por ese motivo, sólo proponemos la reconstrucción desde el principio a aquellas mujeres que sabemos que no necesitarán radioterapia”, precisa la especialista.

La reconstrucción mamaria forma parte integrante del tratamiento del cáncer de mama. El médico aborda en la consulta la posibilidad de reconstruir el pecho para definir, punto por punto, los objetivos de la paciente y establecer así un “plan terapéutico”.

La propia reconstrucción

“Existen diferentes técnicas de reconstrucción pero, por lo general, para una práctica de este tipo hay que contar entre 2 y 6 meses. Se procede primero con una intervención principal cuyo objetivo es restaurar la forma, el volumen y la simetría. A continuación, si el resultado es bueno, sólo queda hacer la areola y el pezón. Por último, al igual que cualquier otra cosa hecha a medida, a veces hay que hacer pequeños retoques. Al cabo de dos meses, es posible que haya que poner una prótesis un poquito más grande, un poquito más pequeña, más baja, trabajar el surco submamario, etc.”. Si sumamos todo, al final habrán pasado unos cuatro meses”, aclara Sarfati.

Las reconstrucciones de la areola y del pezón tienen lugar en un segundo tiempo en la consulta y bajo anestesia local.

“Empleamos dos técnicas diferentes para las areolas y los pezones. Normalmente se hace un tatuaje bilateral para garantizar el mismo color (es imposible copiar los mismos tonos de beiges y de marrones). El tejido que se emplea para la reconstrucción proviene a menudo del pezón sano. Para ello, es necesario que este sea lo suficientemente voluminoso para poder desdoblarse. Si no es el caso, existen otro tipo de técnicas mediante las que se puede construir un nuevo pezón a partir de pequeños ‘colgajos’ al igual que ocurre con la areola, que se puede reconstruir gracias a pequeños injertos de la piel de la ingle. Cualquiera que sea la técnica utilizada, se realiza mediante una ligera anestesia local.

La lucha por la feminidad

María José Ramos, tratada de cáncer de mama en 2003: ¡Estaba a punto de explotar! Quería gritarlo a los cuatro vientos pero me decía a mí misma “No puedes. Si paras a la gente en la calle para contarles lo que te ocurre, te van a tomar por una loca”. Me acuerdo de un señor con el que me crucé… Me moría de ganas de decirle “¡Señor, estoy contenta!”.

Estas mujeres han perdido una parte de su cuerpo en su lucha contra el cáncer. Para algunas, la reconstrucción mamaria ha sido una etapa más de su reconstrucción personal, una etapa para recobrar el bienestar físico y reafirmar su feminidad.

Declaraciones tomadas por F. Lemaire

Extractos de la película “Médecins”, de Isabelle Sarfati

Agradecimientos: Isabelle Sarfati

Otros contenidos del dosier: Cáncer de mama

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test