Cáncer de mama y linfedema de brazos. Una alternativa para algunas mujeres

Para evitar que las células cancerosas se extiendan al resto del organismo, a veces se lleva a cabo, además de la extirpación del tumor, la de todos los ganglios linfáticos de la axila. Esta técnica puede dar lugar a la hinchazón del brazo o linfedema, que en casos serios puede incapacitar a la persona para las tareas diarias. De acuerdo con un estudio europeo presentado en el congreso americano ASCO 2012, la radioterapia axilar podría ser igualmente eficaz y tendría menos efectos secundarios. Los resultados se reservan por el momento a los cánceres de mama detectados en estadio precoz.

Brazos con linfedema. Un efecto secundario que puede incapacitar a las operadas

Las células cancerosas se pueden diseminar por todo el cuerpo por diferentes sistemas. Uno de ellos es elsistema linfático. Durante este recorrido las células pasan a través de los ganglios linfáticos. Por razones de seguridad, se extirpan aquellos que están más próximos al tumor o los tumores con el fin de comprobar, por medio de un análisis histológico, si contienen o no células cancerosas. Si el ganglio centinela contiene células cancerosas se requiere una extirpación quirúrgica total o disección axilar de todos los ganglios linfáticos axilares. Esta se lleva a cabo durante la misma operación si el análisis del ganglio linfático centinela se realizó previamente. De lo contrario, se hace durante una cirugía planificada para ese propósito.

Miles de mujeres se someten cada año a este tipo de operaciones para evitar una recurrencia del cáncer. Pero este tratamiento tiene efectos secundarios desagradables, como el linfedema o engrosamiento del brazo (una inflamación dolorosa que puede restringir el movimiento del hombro). Un equipo europeo comparó la eficacia de la radioterapia axilar (irradiación de los ganglios linfáticos axilares) con la disección axilar.

¿Radioterapia axilar o disección axilar?

A fin de hacer esta comparación, 4.806 mujeres con cáncer de mama en estadio precoz (menos de 5 cm, sin ganglios linfáticos palpables) participaron en el estudio. Entre las que presentaban un ganglio positivo, 744 recibieron disección axilar y 681, radioterapia axilar. Estas mujeres fueron controladas durante un promedio de más de seis años. Resultado: la tasa de recurrencia de cáncer de mama a los cinco años en los ganglios axilares fue muy baja (0,54 % después de la disección axilar y 1,03 % después de la radioterapia). No hubo diferencias significativas en la supervivencia global a los cinco años (92,5 a 93,3 % respectivamente) y la tasa de supervivencia libre de enfermedad (de 82,6 a 86,9 %).

Sin embargo, los autores observaron una diferencia muy significativa en el número de mujeres con linfedema. En el primer año, 40 % de las pacientes sometidas a disección axilar sufrían de linfedema, frente al 22 % de las mujeres tratadas con radioterapia. Aunque el número de pacientes con este efecto secundario disminuyó en los años siguientes, la tendencia continuó: en cinco años, la proporción fue del 28 % después de la disección axilar frente al 14 % tras la radioterapia axilar.

Una alternativa reservada para ciertas pacientes

En las pacientes con cáncer de mama en fase temprana, estos resultados sugieren que la radioterapia axilar es una buena alternativa a la disección axilar, reduciendo el riesgo de linfedema pero sin tener un efecto desfavorable en el pronóstico. "Confío en que estos resultados conducirán a muchos médicos a reconsiderar su estrategia para tratar a pacientes con un ganglio centinela positivo. El linfedema es una preocupación importante para las pacientes y un efecto secundario que puede afectar para siempre su calidad de vida", ha declarado el profesor J. Emiel Rutgers del Instituto de Cáncer de los Países Bajos, el autor principal del estudio.

"Mientras la utilidad de la disección axilar sigue siendo motivo de controversia, esta prueba presenta para algunas mujeres una opción no quirúrgica capaz de reducir el riesgo de recurrencia y de linfedema, condición esta ultima muy común y que puede incapacitar profundamente a nuestras pacientes ", señaló el profesor Andrew Seidman del Centro de Cáncer Memorial Sloan-Kettering.

D. Bême

Fuente:

Radiotherapy or surgery of the axilla after a positive sentinel node in breast cancer patients: Final analysis of the EORTC AMAROS trial (10981/22023). - J Clin Oncol 31, 2013 (suppl; abstr LBA1001). (Resumen disponible en línea).

Otros contenidos del dosier: Cáncer de mama

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test