Detección del cáncer de ovario

Descripción

Los ovarios forman parte del sistema reproductor. Estos órganos, del tamaño de una almendra, se hallan en la pelvis, uno a cada lado del útero. Los ovarios producen óvulos y hormonas femeninas, y cada mes, durante el ciclo menstrual, liberan un óvulo (ovulación), que es recogido por las trompas de Falopio. La menopausia supone la finalización del proceso de la ovulación.
El cáncer de ovario se caracteriza por la transformación de algunas células ováricas en células anómalas que se multiplican sin ningún control y que pueden afectar a otras partes sanas del organismo.

Incidencia

En muchos países, el cáncer de ovario supone la cuarta causa de fallecimiento por cáncer maligno en la mujer, después del cáncer de mama, el de colon y el de pulmón.
Sin embargo, el número de casos diagnosticados no es muy alto y se calcula que
podrán padecerlo una de cada setenta mujeres a lo largo de la vida. El hecho de que no manifieste síntomas hasta que se ha diseminado explica que éste sea el cáncer ginecológico con más mortalidad, a pesar de su baja frecuencia de presentación.
En la actualidad supone un gran desafío clínico. La aparición de nuevos casos de este tipo de cáncer ha aumentado en los últimos años, especialmente entre los 45 y los 65 años, aunque puede presentarse antes de los 40, sobre todo en los casos con antecedentes familiares, o después de los 65 años. Es más frecuente entre las clases sociales media y alta, pero se desconoce el porqué de ello.

Factores de riesgo

Varios factores están implicados en el riesgo de sufrir cáncer de ovario. Las mujeres cuya madre, hermana o hija padece o ha padecido un cáncer de ovario y las afectadas de cáncer de mama tienen más probabilidades de desarrollar un cáncer de ovario. Por otro lado, es posible que las mujeres bajo tratamiento fertilizante que son sometidas a un mayor número de ovulaciones tengan un mayor riesgo de sufrir dicho cáncer.

Factores protectores

Los factores que suponen un menor número de ovulaciones están asociados a un menor riesgo de cáncer de ovario. Así, las mujeres que han estado embarazadas, han amamantado o han tomado píldoras anticonceptivas presentan menos probabilidad de desarrollar un cáncer de ovario.
La protección de los anticonceptivos orales es mayor a medida que aumenta el tiempo de su uso.
Estudios recientes afirman que la incidencia de cáncer de ovario es menor en aquellas mujeres sometidas a la ligadura de trompas, aunque no se sabe el porqué.

Otros contenidos del dosier: Cáncer de ovario

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test