Mejor detección y mejor cura del cáncer de ovario

En España, se calculan más de 4.000 cánceres de ovario al año y prácticamente 3.500 muertes directamente imputables a esta enfermedad1. La detección precoz constituye un desafío increíble: el 70-90% de las mujeres en las que se ha detectado el cáncer de ovario en un estado primario siempre siguen con vida 5 años después del diagnóstico, en comparación con sólo el 20-30% de las que se les diagnostica el cáncer en un estado avanzado2. Desafortunadamente, el segundo caso se da con más frecuencia… Por consiguiente, lo que está en juego de cara a este cáncer es poder proponer un diagnóstico precoz y disponer de tratamientos más eficaces. Se han presentado dos estudios sobre este tema en el congreso del ASCO 2010.

Es mejor detectar el cáncer de ovario en las mujeres menopáusicas

“En el caso de las mujeres con riesgo elevado (las que presentan antecedentes de cáncer de ovario en su familia o las portadoras de mutaciones genéticas particulares), se aconseja la cirugía, con ablación de los ovarios y los anexos (trompas y útero). En el caso de las mujeres que no quieran operarse o las mujeres jóvenes con riesgo elevado, se aconseja realizar una ecografía al año, como mínimo”, declara el Prof. Stoppa-Lyonnet, responsable del servicio de genética oncológica del Instituto Curie (consulta la entrevista completa de septiembre de 2008). Pero sabiendo que el 80-90% de las mujeres con cáncer de ovario no tienen antecedentes familiares, no existen pruebas diagnósticas para la mayoría de las mujeres. En efecto, se conoce que la proteína CA125 aumenta en caso de cáncer de ovario, pero también puede aumentar en presencia de algunas afectaciones benignas, como los quistes ováricos benignos.

Los investigadores han establecido un modelo matemático denominado ROCA que combina los resultados de las tasas de CA125 a lo largo del tiempo y la edad de la paciente, seguido de una ecografía endovaginal y, en caso necesario, derivación a un oncólogo4. Este algoritmo ha sido probado en 3.238 mujeres menopáusicas de entre 50 y 74 años seguidas durante 8 años. Resultado: menos del 1% de las mujeres han debido recurrir a una ecografía, 8 mujeres podrían haber sido operadas siguiendo los resultados de ROCA. La especificidad de ROCA seguida de una ecografía endovaginal es del 99,7%, por lo que indica un número muy bajo de falsos positivos. “Si estos resultados se confirman con estudios más amplios, esta técnica podría revelarse como una herramienta útil y poco costosa para detectar el cáncer de ovario en un estado precoz durante el que es curable, incluso en los tipos más agresivos”, declara el Prof. Karen Lu, principal autor del estudio.

Asociar un tratamiento diana durante la quimioterapia… y después

Los tumores cancerígenos de ovario presentan concentraciones elevadas del factor de crecimiento del endotelio vascular (VEGF), proteína asociada al crecimiento y a la diseminación tumorales5. Estudios antiguos han demostrado una correlación entre una concentración elevada de VEGF y un pronóstico agravado durante el cáncer de ovario. Así, parecería bastante natural probar el tratamiento diana bevacizumab (Avastin ©), que ataca específicamente el VEGF. Esta molécula actúa privando a las células cancerígenas de los nuevos vasos sanguíneos que les aportan el oxígeno necesario para su crecimiento y multiplicación (compuesto antiangiogénico).

Presentada en el marco del congreso del ASCO 2010, los investigadores americanos han distribuido a 1.873 mujeres operadas de un cáncer de ovario en tres grupos: uno recibió un tratamiento con quimioterapia clásica sin bevacizumab, otro recibió quimioterapia y bevacixumab y el tercero era parecido al segundo pero, además, siguieron un tratamiento de mantenimiento a base de bevacizumab sólo durante 15 meses6. Resultado: la supervivencia sin progresión media (periodo medio durante el que la enfermedad no reapareció) ha sido de 14,1 meses en el tercer grupo, en comparación con los 10,3 meses de las mujeres que sólo recibieron quimioterapia (es decir, una reducción del 28% del riesgo de progresión del cáncer). La administración de Avastin® asociada a una quimioterapia, pero seguida del tratamiento sólo con Avastin® no presentó ningún beneficio para la paciente con respecto a la quimioterapia sola.

Sabiendo que dos de cada tres cánceres de ovario se detectan en estados avanzados muy difíciles de tratar, podemos pensar que el bevacizumab se añadirá muy rápidamente al tratamiento de esta enfermedad.

David Bême

1 - Ovaire - Fiche du rapport sur le cancer 2003 - page 119 (disponible en línea)
2 -Ca Cancer J Clin 1993 ;43 :7-26
3 - Gynecol Oncol.1994 ;55 :S4-S14
4 - A prospective U.S. ovarian cancer screening study using the risk of ovarian cancer algorithm (ROCA). - Asco 2010 - Abstract n°5003 (disponible en línea)
5 - Alper O, Bergmann-Leitner ES, Bennett TA, Hacker NF, Stromberg K, Stetler- Stevenson WG. Epidermal growth factor receptor signaling and the invasive phenotype of ovarian carcinoma cells. J Natl Cancer Inst 2001;93:1375-84. (resumen disponible en línea)
6 - Phase III trial of bevacizumab (BEV) in the primary treatment of advanced epithelial ovarian cancer (EOC), primary peritoneal cancer (PPC), or fallopian tube cancer (FTC): A Gynecologic Oncology Group study. - Asco 2010 - Abstract n° LBA1 (disponible en línea)

Otros contenidos del dosier: Cáncer de ovario

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test