Tipos de cáncer de ovario

Primario

El cáncer se origina por la degeneración maligna de las células que constituyen el ovario. El más frecuente de todos ellos tiene su origen en las células de las capas internas del ovario.

Secundario

El cáncer de ovario aparece a consecuencia de otro tipo de cáncer, como carcinomas primarios del tracto genital, gastrointestinal y mama. Células malignas de estos tumores primarios se diseminan hasta el ovario y forman un nuevo tumor en dicho órgano (metástasis).

Síntomas

El cáncer de ovario raramente se diagnostica en las primeras fases o estadios.
La presencia de una masa tumoral en el ovario no suele provocar problemas de compresión en el abdomen porque la cavidad abdominal posee una gran elasticidad.
Por ello es posible que al principio la mujer no sienta ninguna molestia o sólo padezca
trastornos imprecisos, similares a los que produce una mala digestión.
Con el paso del tiempo, quizá el tumor provoque un fenómeno inflamatorio con la presencia de líquido en la cavidad abdominal (ascitis). En esta fase, tal vez la mujer perciba un aumento de su vientre.
En fases más avanzadas, cuando el tumor tiene ya un tamaño considerable, es probable que la mujer manifieste dolor en la región pélvica, aumento del perímetro abdominal y hemorragia uterina. Por lo general, únicamente es posible palpar la masa tumoral a través del abdomen en el caso de mujeres delgadas.
El cáncer de ovario puede producir además hormonas que tendrán efectos feminizantes o masculinizantes en la mujer, y que contribuyen al diagnóstico de esta enfermedad.

Diagnóstico

En la mayoría de los casos, el diagnóstico se realiza en fases tan avanzadas que el tratamiento curativo es poco factible. Sólo se lleva a cabo en una fase precoz en un 10 o un 15 % de los casos, cuando en una revisión ginecológica se descubre un nódulo o dolor en un ovario o si casualmente se descubre un tumor ovárico al realizar una técnica diagnóstica por cualquier otro motivo.
Cuando se sospecha una neoplasia o cáncer de ovario, debe realizarse una ecografía ginecológica transvaginal y la determinación del marcador tumoral CA- 125. Los marcadores tumorales son sustancias producidas por algunos tumores cuya presencia orienta hacia el diagnóstico; en el cáncer de ovario se utiliza el llamado CA- 125. Si los resultados de la ecografía transvaginal y del CA-125 son sugestivos de tumor de ovario, deben realizarse TAC de tórax, abdomen y pelvis y proceder seguidamente a una laparotomía (visualización interior de la cavidad abdominal).
Con los datos obtenidos ya se está en condiciones de emitir una primera clasificación del estadio del tumor, lo cual tiene importantes implicaciones de pronóstico y terapéuticas.

Otros contenidos del dosier: Cáncer de ovario

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test