Cirugía como tratamiento del cáncer

El tratamiento quirúrgico puede realizarse en los diferentes estadios de evolución del cáncer.

Cirugía diagnóstica

Desde los primeros signos de alarma, la obtención de un fragmento del tejido sospechoso (biopsia) permite confirmar el diagnóstico. La exploración quirúrgica completa los datos recogidos por los exámenes efectuados con otras técnicas (endoscopia, ecografía y radiología). Permite observar directamente la extensión local del cáncer. Éste es un dato indispensable, para decidir –por ejemplo– un tratamiento complementario con quimioterapia o radioterapia.

Cirugía de extirpación

El objetivo de la cirugía de extirpación (exéresis) es reducir el cáncer al mínimo, lo que puede suponer la ablación total del órgano donde se ha desarrollado el cáncer
(como el pulmón o el riñón). La extirpación quirúrgica puede ser parcial para un cáncer limitado en volumen (p. ej., cáncer de mama).
En todos los casos, la cirugía de extirpación requiere varias condiciones:
No debe haber signos de extensión de la enfermedad (metástasis) fuera del lugar de origen del cáncer primitivo.
No debe haber contraindicaciones para el acto operatorio.
La extirpación no debe suponer el deterioro de ninguna función vital del organismo.
Cuando el volumen del cáncer, su localización o su extensión no permiten una extirpación completa, la cirugía, al reducir el volumen del tejido canceroso, resulta más eficaz que la quimioterapia o la radioterapia, realizadas en un segundo tiempo.
En ciertos cánceres, puede realizarse la extirpación de los lugares de difusión de la enfermedad (metástasis) cuando las funciones vitales están amenazadas.

Cirugía preventiva

La cirugía preventiva consiste en efectuar la extirpación total o parcial de un órgano cuando corre un alto riesgo de ser destruido por un cáncer o cuando actúa como asiento de lesiones precancerosas. Esta cirugía es importante, por ejemplo, en las formas familiares de ciertos cánceres del tiroides o del tubo digestivo.

Cirugía reparadora

Actualmente, la cirugía reparadora está en fase de experimentación.
Contribuye a mejorar la calidad de vida de los pacientes, al corregir las consecuencias de mutilaciones antiestéticas o funcionales (p. ej., reconstrucción de la mama, reparación del rostro o colocación de una prótesis para reemplazar una extremidad).

Otros contenidos del dosier: Tratamientos contra el cáncer

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test