El océano: fuente de nuevas moléculas contra el cáncer

¿Cuál es la proporción de medicamentos de origen natural?

"Si echamos un vistazo al origen de las moléculas utilizadas, no sólo contra el cáncer, sino también contra otras patologías, nos damos cuenta de que son de origen natural. Para explotarlas, existen varias soluciones: bien extraerlas a partir de la fuente (la planta, cultivar el microorganismo que la produce…) o conservar la estructura de la molécula y sintetizarla químicamente. La ventaja de ésta última es que. en el momento de la síntesis, podemos modificar ligeramente la molécula (cambiar un átomo, etc.) para mejorar un poco sus aplicaciones", afirma Laurent Meijer.

¿Por qué centrarse hoy en el medio marino?

"El medio terrestre se ha explorado totalmente: desde el nivel más profundo hasta las cimas más altas. Sin embargo, éste representa solamente un 30% de la superficie del planeta; el otro 70% lo constituye el medio marino, cuya parte accesible se limita a lo que vemos y, desde la invención de la inmersión (ni siquiera hace unos 50 años), a unas profundidades de, aproximadamente, 50 metros. Teniendo en cuenta que la profundidad media de los océanos es de 4.000 metros, se deduce que falta mucho por explorar en este ecosistema".

¿Cuántas moléculas procedentes del mar podrían ser el origen de un nuevo tratamiento?

"Existen estudios clínicos en fase I, II y II que se están llevando a cabo en pacientes humanos y que analizan unas 15 o 20 moléculas. Y al mercado están llegando actualmente los primeros compuestos utilizados contra el cáncer", explica el científico.

¿Cuáles son las proteínas con las que trabaja su sociedad ManRos therapeutics*?

"Nuestro cuerpo esta constituido por unas 25 000 o 30 000 proteínas. Entre ellas, hay 518 quinasas que solamente poseen una función: fosforilar otras proteínas transfiriendo un fosfato. Esta reacción, que encontramos en todas las células, es esencial para la vida. Aparece en todos los acontecimientos fisiológicos… y en muchas patologías, como el cáncer. Lógicamente, la industria farmacéutica se interesa en estas quinasas como objetivo terapéutico. El objetivo es bloquear estas proteínas quinasas, anormalmente activas en los cánceres, y ralentizar así la división celular o inducir la muerte celular.
Estamos trabajando en cinco clases de moléculas, siempre pequeños compuestos de origen natural. Los hemos resintetizado cambiando átomo por átomo con el fin de optimizar la molécula para aplicarla concretamente contra el cáncer, la enfermedad de Alzheimer o la poliquistosis renal".

¿Contra qué cánceres parecen más prometedores estos compuestos?

"Los neuroblastomas: Hemos observado que en los neuroblastomas que afectan a niños de 6 a 18 meses, existen indicadores de pronóstico que se pueden detectar a partir de una biopsia. Permiten deducir si el pronóstico va a ser muy bueno (y el paciente no necesitará tratamiento) o si, por el contrario, es muy malo. Actualmente, sabemos que estos marcadores están controlados por la fosforilación. La idea es, por tanto, bloquear la fosforilación y, en consecuencia, la actividad de estos marcadores para hacer que las células cancerígenas con “mal pronóstico” vuelvan a una situación de “buen pronóstico”.

Los cánceres de mama HER2+: En los cánceres de mama HER2+, un 40% de las pacientes tienen una esperanza de vida de 10 años. Pero se observó que entre ellas se podía distinguir a dos poblaciones: las mujeres que tenían un 80% de posibilidades de una supervivencia de 10 años, con una quinasa que tenía una determinada forma, y otras con una esperanza de vida claramente inferior con una quinasa modificada. La idea es poder tratar a estas personas que tienen una quinasa anormal con el fin de “devolverles” el 80% de posibilidades de esperanza de vida".

¿Cuáles son los proyectos de la sociedad ManRos?

"Tenemos moléculas en un estado preclínico bastante avanzado y que son productos de segunda generación. Mi esperanza hoy es perfeccionar un producto que tenga un efecto radical en la lucha contra el cáncer, el Alzheimer o la poliquistosis renal. Con un descubrimiento así, podremos invertir en nuevos proyectos y continuar las investigaciones en otros ámbitos", cuenta un ilusionado Meijer.

D. Bême

Otros contenidos del dosier: Tratamientos contra el cáncer

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test