Cómo cuidar los riñones

"La mayoría de las personas no sabe cuál es la función de los riñones ni dónde están ubicados. La prueba es que a no saben diferencias el dolor de riñones del dolor de espalda", comenta Regis Volle, presidente de la Fundación Nacional para la Asistencia de la Insuficiencia Renal (FNAIR), de Francia.

Nadie está a salvo de la enfermedad renal

Los riñones cumplen funciones vitales en nuestro organismo:

  • Eliminan las sustancias de desecho;
  • Producen hormonas para la formación de hueso y de glóbulos rojos;
  • Regulan la presión arterial ;
  • Controlan el agua y las sales de nuestro organismo, creando un equilibrio hidro-electrolítico. (1)

Sin embargo, muchas enfermedades pueden afectar el funcionamiento de los riñones. Algunos se relacionan con una malformación congénita como enfermedad renal poliquística, síndrome de Alport o nefronoptisis hereditaria y otras son adquiridas... Las causas pueden ser infecciones por estreptococos, trastornos espontáneos del sistema inmune (como es el caso de la glomerulonefritis crónica) o la absorción por parte del riñón de sustancias tóxicas, incluyendo ciertos medicamentos.

Por último, las enfermedades que afectan los vasos sanguíneos también pueden dañar los riñones. La hipertensión y la diabetes son, pues, sus principales enemigos. Las enfermedades que estas generan afectan gradualmente las unidades del riñón que filtran la sangre, llamados glomérulos, lo que hace que los riñones ya no sean capaces de funcionar con normalidad. En España, la nefropatía diabética es la primera causa de inicio de diálisis. (1)

La hipertensión y la diabetes: los principales enemigos de los riñones

Así que si eres hipertenso o diabético, la salud de tus riñones está sujeta a una normalización de la presión arterial y la glucemia. Para ello es esencial seguir un tratamiento. "Para frenar la progresión de la enfermedad, los valores de la presión arterial deben mantenerse en un máximo de 130/85 mmHg. En los diabéticos, la presión arterial no debe exceder de 125/75 mmHg y la glucosa en la sangre (azúcar en sangre) debe estabilizarse dentro de los límites considerados normales", explica el profesor Olmer, nefrólogo de Marsella.

Para controlar el buen funcionamiento de los riñones, el médico puede recetar análisis de sangre con los valores de creatinina o los de microalbuminuria en caso de pacientes diabéticos.
"Idealmente, los valores de creatinina deberían controlarse periódicamente en presencia de diabetes, infección urinaria, hipertensión, cálculos renales, albúmina en la orina, infección severa o anemia inexplicable, lo que por desgracia no siempre es así ", se lamenta el profesor Olmer.

Vida sana para unos riñones sanos...

Algunos consejos ayudarán a mantener la salud de los riñones.

Un estilo de vida saludable también contribuirá a prevenir enfermedades cardiovasculares y metabólicas:

  • Beber una cantidad de agua adaptada a las necesidades (por lo menos un litro por día), distribuida a lo largo del día para facilitar el trabajo de los riñones;
  • Comer una dieta equilibrada para evitar el exceso de peso y el colesterol.
  • Evitar el exceso de sal, porque favorece la hipertensión;
  • Dejar de fumar. El tabaco favorece el desarrollo de las enfermedades cardiovasculares;
  • Hacer actividad física regularmente para luchar contra el sedentarismo.

Aparte de estos consejos de sentido común, hay que prestar vigilancia extrema a sustancias que pueden resultar tóxicas para los riñones:

  • Evitar el uso excesivo de automedicación: los fármacos antiinflamatorios no esteroides (como la aspirina) pueden ser tóxicos para los riñones. Lo mismo ocurre con algunos analgésicos, como el paracetamol, cuando se utilizan en dosis altas y a largo plazo;
  • No abusar de laxantes o diuréticos o el consumo de productos cuya composición no está claramente identificada, como ocurre con algunos suplementos alimentarios o medicaciones con base de hierbas chinas u otras...;
  • Tener cuidado con las dietas altas en proteínas, ya que pueden sobreexigir el funcionamiento de los riñones y terminar agotándolos;
  • El contraste yodado que se inyecta durante algunos exámenes radiológicos puede dañar los riñones frágiles. Es importante hablar de esto con el médico.

Si has sido diagnosticado con insuficiencia renal, estos consejos ayudarán a retrasar o en algunos casos, evitar, la fase terminal de la enfermedad.

D. Bême

Fuente: (1) DISCAPNET España

Otros contenidos del dosier: Enfermedades de las vías urinarias

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test