El estreñimiento, ¿y si todo empezase en nuestra mente?

¿Es el estreñimiento una enfermedad psicológica? Sí, sin duda, si tenemos en cuenta cómo y cuánto puede influir en la mente y la vida cotidiana de quién lo padece.
Para algunas personas ir diariamente al baño se convierte en una obsesión, que puede llevarlas a pasar mucho tiempo intentándolo y abusar de los laxantes.

Cuando el estreñimiento se convierte en obsesión

En el peor de los casos esta obsesión puede conducir a un verdadera "enfermedad de los laxantes" que provoca irritación del colon. Asociada con gases e hinchazón, el estreñimiento es doloroso y lleva a la persona a aumentar la dosis de laxante. Entonces las heces se vuelven líquidas, causando una diarrea falsa.
Esta complicación conocida del abuso de laxantes se da con más frecuencia en las mujeres, preocupadas por el estreñimiento y que tienden a ocultar su uso. El tratamiento consiste en suspenderlos e, indispensable, aprender a relativizar la importancia del estreñimiento, casi siempre de origen benigno. En los casos más serios puede ser necesario el apoyo psicológico.
Algunos casos de estreñimiento también pueden tener causas psicológicas. Este es el caso de los niños que tienen miedo a defecar y se resisten a ir al baño. Cuando les vienen las ganas, contraen el esfínter y así evitan expulsar la materia fecal. Esta se acumula en el recto, que se dilata y no es capaz de contraerse. Finalmente las heces se expulsan involuntariamente, cuando el recto está demasiado lleno.
Este tipo de incontinencia, llamada encopresis, es relativamente común en los niños. El temor de defecar puede ser debido a la presencia de una fisura anal u otra causa que cause dolor. Pero a veces podría deberse a un trauma psicológico. Es importante tranquilizar al niño, descartar las posibles causas de dolor y eventualmente proporcionar apoyo psicológico.

Estreñimiento y colon irritable

Muchos estreñimientos ocurren en el marco de un síndrome de colon irritable. Los intestinos se contraen de forma espasmódica pero sin mover eficazmente las heces, lo que resulta en dolor y estreñimiento (y a veces, diarrea).
Este síndrome muy común, que afecta a uno de cada tres, parece ser más común en las personas con temperamento ansioso. Sin embargo, parece que la ansiedad es más un factor desencadenante de las crisis que la causa de este síndrome.

Del mismo modo, varios estudios (1,2) han demostrado la presencia frecuente de trastornos psicológicos (ansiedad, depresión, relaciones  sociales difíciles) en las mujeres con estreñimiento crónico en comparación con las mujeres con otros trastornos digestivos. Queda por determinar el tipo de vínculos existentes entre los trastornos psíquicos y los digestivos.

La alimentación podría ser una causa pero la importancia otorgada a esta función fisiológica y a la regularidad de las deposiciones es un motivo frecuente de consulta médica. Es importante recordar que el estreñimiento no es una enfermedad grave y que no causa intoxicación ni riesgo de cáncer o de oclusión.

1 - Am J Gastroenterol 2000 Octubre; 95 (10): 2852-7
2 - Gut. 2001 Agosto; 49 (2): 165-6.

Dra. C. Guéniot

Otros contenidos del dosier: Estreñimiento

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test