Controlar el estrés para vivir mejor

Los tratamientos de la talasoterapia permiten que tu cuerpo se recupere física y anímicamente gracias a cuidados relajantes, reestructurantes y técnicas de relajación. Te permite reforzar las defensas naturales recargando el organismo con minerales y oligoelementos. Asimismo, también aprenderás a gestionar el estrés mediante el control de las emociones, una habilidad de tu comportamiento que te permitirá modificar tu forma de pensar y la percepción de los acontecimientos. 

Tratamientos ofrecidos para combatir el estrés

Masaje de afusión o hidromasaje con efectos tonificantes o relajantes: la ducha de afusión consiste en un masaje, en posición horizontal, efectuado por una multitud de chorros a gran presión. Los beneficios son sedantes y calmantes. Suele recomendarse a personas que sufren de agotamiento.

 El hidromasaje, en cambio, se efectúa en una bañera equipada con chorros interiores cuya forma se asemeja a la del cuerpo humano. Los masajes que ofrecen estos chorros tienen un efecto tonificante en los tejidos y relajante para el organismo.

Baños con aceites esenciales relajantes: sumergido en agua cálida enriquecida con aceites relajantes, tu cuerpo se distenderá. Las propiedades de este tratamiento también son calmantes.

Ducha de chorros tonificantes o submarinos: la ducha de chorros tonificantes permite, mediante la propulsión de agua de mar templada a una distancia de cinco metros, drenar en profundidad los tejidos. Estimula el tono general de tu cuerpo. Es un tratamiento excelente para la respiración y la relajación raquídea.

La ducha con chorros submarinos es un hidromasaje manual en agua a temperatura de 37ºC efectuada mediante un poderoso chorro. Es un tratamiento profundo, circulatorio y combate la rigidez muscular y articulatoria.

Aplicación de algas o relajación en piscina: la algoterapia consiste en envolver el cuerpo con algas a temperatura caliente. Este tratamiento, rico en oligoelementos y yodo, es ideal para combatir las inflamaciones. Del mismo modo, también ofrece una acción revitalizante para la piel. La relajación en la piscina utiliza las propiedades del agua para descongestionar el cuerpo. Garantiza una distensión muscular y una relajación total.

 Aerosoles marinos en sala: en el interior de una sala, se propulsan pequeñas partículas de agua marina. Estas partículas penetran los alvéolos pulmonares y después se introducen en la sangre. Este tratamiento provoca un efecto sedativo general. También se recomienda en casos de insomnio.

 Oxigenación y ejercicios físicos a la orilla del mar: estas actividades equivalen a tomarse un buen tazón de yodo, el cual es necesario para revitalizar tu organismo.

Sofrología: es una técnica que asocia la relajación física y la actividad mental. Es eficaz para combatir el estrés y las enfermedades denominadas “de civilización”.

Yoga: es un método de relajación que te ayuda a conservar o reencontrar la calma en situaciones de estrés.

Ayla Seugon

Otros contenidos del dosier: Estrés

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test