Fibromialgia: síntomas de diagnóstico

Fue un psiquiatra canadiense, el Prof. Moldofsky, quien descubrió en 1975 esta enfermedad, identificando quejas similares por privación del sueño en pacientes voluntarios. Reconocida en el otro lado del Atlántico, en Europa sigue siendo muy controvertida.

Una calidad de vida realmente afectada

La fibromialgia afecta a entre el 2 y el 5% de la población, especialmente a las mujeres (70-90%). Según un estudio israelí, este problema al menos representa el 10-20% de los motivos de consulta en los servicios de reumatología o medicina interna.1 En Estados Unidos, comporta el 8% de las bajas por invalidez.

Este problema se caracteriza por la presencia de problemas en los músculos y los tendones del raquis, cansancio y trastornos del sueño. “Se detectan trastornos del sueño en la mayoría de los casos, sin poder determinar claramente si son una causa o una consecuencia de la enfermedad. Aunque a menudo sólo se quejan de ellos las personas mayores, los trastornos del sueño constituyen, sin duda, un punto central en la fibromialgia”, precisa el Dr. Arthur Wulvik, reumatólogo (París).2

Estos síntomas pueden venir acompañados de diferentes manifestaciones: piernas cansadas, cefaleas, intestino irritable, dismenorreas, acúfenos…

Se considera que la alteración de las escalas de la calidad de vida y el nivel de percepción del dolor por lo menos es equivalente a la observada en casos de poliartritis reumatoide o espondilartropatías seronegativas.

Un diagnóstico esencialmente clínico

El médico es quien diagnosticará la fibromialgia tras realizar las exploraciones clínicas y biológicas necesarias y tras descartar las formas secundarias y las posibles patologías que presenten síntomas idénticos a la fibromialgia. En 1990, el Colegio Americano de Reumatología (American College of Rheumatology) adoptó los criterios de clasificación de la fibromialgia:3

  • Dolores difusos en la región axial, es decir, a lo largo de la columna vertebral, así como sobre los costados derecho e izquierdo del cuerpo después de al menos tres meses.
  • Dolor a la palpación en al menos 11 de los 18 puntos dolorosos.

“Teniendo en cuenta que esta clasificación se basa esencialmente en la presencia de síntomas subjetivos, se entiende que el enfoque diagnóstico se basa en la habilidad clínica del médico", reconoce el Colegio de Médicos de Québec.4

Asimismo, se distinguen dos tipos de fibromialgias, las asociadas a las enfermedades orgánicas (poliartritis reumatoide, Goujerot-Sjögren, infección crónica…) y las aisladas.

Hasta que no se establezca el diagnóstico el médico no podrá decidir el tratamiento específico que alivie al paciente enfermo.

David Bême

1 – Seminario de Artritis Reumatoide 2001, 30: 411-417

2 – Conferencia de prensa del Laboratorio de Reumatología Aplicada – 19/09/2006

3 - Artritis y Reumatismo. 1990, vol. 33, n° 2: 160-172

4 – La fibromialgia – Colegio de Médicos de Québec – junio de 1996

Otros contenidos del dosier: Fibromialgia

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test