Prevenir la incontinencia durante el embarazo

A pesar de que sigue siendo un tabú, la incontinencia es una patología que afecta a un gran número de mujeres. En España, casi una cuarta parte de las mujeres (23,6 %) y un 10 % (9,6 %) de los hombres la padecen. El embarazo es un factor de riesgo y se observa un empeoramiento del fenómeno durante dicho período. Las pérdidas involuntarias de orina durante el embarazo afectan a casi un tercio de las mujeres. Entre un 10 % y un 20 % lo desarrollan inmediatamente después del parto y un 10 % de las mujeres seguirá sufriendo pérdidas de orina.

Un período más propicio a la incontinencia

Aunque los riesgos de las pérdidas de orina después del parto son conocidos por la gran mayoría de las mujeres (el 76 % es consciente del riesgo*), solo 6 de cada 10 mujeres saben que el embarazo en sí mismo es un período delicado. Y, sin embargo, el 41 % de las mujeres experimentan pérdidas de orina, incluso sin importancia, durante esos nueve meses. Por tanto, el embarazo es un período delicado. Los kilos de más y el aumento del útero son factores que contribuyen por sí mismos a la aparición de pérdidas de orina. Durante el parto, los músculos elevadores del ano se someten a un estiramiento considerable que comporta lesiones de importancia variable. Además, la distensión de los músculos del perineo que tiene lugar durante el parto afecta a la inervación. Así que, al traumatismo muscular se le añade el traumatismo nervioso. Y ello contribuye a que aparezcan las pérdidas de orina.

¡Prevenir la incontinencia es posible!

Unos hábitos sencillos pueden ayudar a prevenir la aparición de los primeros síntomas. No practicar deportes muy violentos durante este período. Optar por salir a caminar en lugar de a trotar, y por la bicicleta en lugar de la gimnasia. La incontinencia de esfuerzo es muy frecuente en el embarazo. Intentar comer lo más sano posible para evitar el sobrepeso, que aumenta el riesgo de sufrir pequeñas pérdidas de orina. Es evidente que hay que dejar de fumar antes del embarazo. El tabaco es extremadamente nocivo para el bebé, pero también conlleva un factor de riesgo importante (el tabaco es antiestrógeno y la tos que provoca da lugar a que se ejerza más presión en el perineo).

Antes del parto, lo mejor es llevar a cabo una reeducación preventiva. Hay que aprender a controlar correctamente el perineo. Durante las clases de preparto, podemos entrenarnos contrayendo y relajando los músculos del perineo para evitar las lesiones que pueden producirse durante el parto.

Hay que tener en cuenta que, actualmente, la episiotomía (incisión quirúrgica del perineo) se practica con mucha frecuencia en el momento del parto, precisamente para evitar cualquier riesgo de desgarro. No obstante, esta práctica no ayuda tanto a evitar la incontinencia como se creía. Puede llegar a ser incluso un factor agravante de la incontinencia urinaria. La episiotomía no tiene, salvo en casos particulares, razón de ser. El tocólogo tendrá siempre la última palabra a la hora de optar por este tipo de prevención.

En el período de posparto, corresponde al médico evaluar la calidad del suelo pélvico y decidir si debe prescribir sesiones de reeducación. Las sesiones suelen efectuarse con una matrona o un fisioterapeuta. La reeducación del perineo siempre debe ser anterior a la reeducación abdominal. Por eso, hay que evitar los esfuerzos excesivos o cargar demasiado peso durante ese período. Asimismo, es conveniente tomarse un tiempo para la reeducación después de cada parto, y posteriormente en casa. Es la única garantía para poder disfrutar de un perineo sólido y una buena prevención de las pérdidas de orina, que pueden reaparecer en la menopausia a consecuencia de la caída del nivel de estrógenos que debilita la tonicidad muscular.

V. Macry

Otros contenidos del dosier: Incontinencia urinaria

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test