Incontinencia: los riesgos de una práctica deportiva intensa

Aunque la práctica regular de una actividad deportiva es importante para gozar de buena salud, ejercitarse en exceso puede ser peligroso para el perineo. Así, las mujeres que practican un deporte de alto nivel son más proclives a padecer incontinencia urinaria.

Riesgos no desdeñables para el perineo

Existen diferentes tipos de incontinencia. Practicar un deporte de manera excesiva puede aumentar el riesgo de la llamada incontinencia del esfuerzo, que se caracteriza por producir pérdidas al reír, toser o al hacer ejercicio. Este problema se origina por una debilidad de los músculos del perineo o del esfínter urinario que mantiene la vejiga cerrada e impide que haya pequeños derrames de orina. Cuando la presión sobre la vejiga aumenta se producen pérdidas. Y cuando el esfínter trabaja de más corre el riesgo de perder el tono muscular; entonces, deja de realizar su función contenedora permitiendo el paso de las pérdidas.

Pero las deportistas de alto rendimiento no son las únicas susceptibles de padecer pérdidas urinarias. “Las mujeres que realizan clases de fitness tres o cuatro veces por semana de manera intensa también ponen en riesgo su perineo”, afirma la doctora Sophie Conquy, miembro del hospital Cochin de Paris y de la Asociación Francesa de Urología. Las sesiones de abdominales serían particularmente negativas para el perineo, recuerda la experta.

Pero no es cuestión de prohibir el deporte. “Una actividad física normal es recomendable ya que permite mejorar la musculatura”, precisa Conquy.
Aunque es difícil definir qué es una actividad “normal”, sí es posible establecer los deportes que se consideran “de riesgo”. Cuanto más hagan trabajar los abdominales y el perineo, peor son. Lo mismo sucede con los deportes de mucho impacto contra el suelo, ya que comprimen el perineo. Conquy desaconseja correr, el tenis, la equitación, el salto de trampolín o saltar a la comba. En cambio, destaca las virtudes de la natación y del ciclismo.

Pero estas reglas generales no se aplican a todas las mujeres. “No todas somos iguales en términos del perineo”, recuerda la doctora. Es indispensable controlar la calidad del perineo antes de lanzarse a hacer un deporte, sea o no de alto nivel. El diagnóstico puede realizarse en la consulta del ginecólogo o del urólogo. Si el perineo es de mala calidad, el médico puede aconsejar reeducarlo.

Aunque el exceso de deporte puede ser nocivo para el perineo, una actividad deportiva razonable le permite, en cambio, conservar el tono.

S. Laîné

Otros contenidos del dosier: Incontinencia urinaria

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test