Galería: Lo que te ocurre por acostarte tarde Tu piel se amarillea

Ser “ave nocturna” parece sentarle bastante mal a tu piel. Aunque a priori pueda parecer que no hay relación, sí existe. Y es muy estrecha. Durante las horas de descanso se producen los mecanismo internos que propician una regeneración celular correcta. Es decir, el daño que las células del organismo reciben durante el día (por contaminación, estrés, mala alimentación, etc) y sobre todo las de la piel porque son las más expuestas se intenta reparar durante la noche. Aunque duermas las horas que te convienen, si comienzas a dormir tarde, esos mecanismos –que también van ligados a los ritmos circadianos de luz de día, oscuridad de noche– pueden no actuar bien. El resultado es que te levantas con una cara poco luminosa y con un cierto tono amarillento.

Otros contenidos del dosier:

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test