Nuevos medicamentos contra la dependencia al alcohol

En 2012, el uso nocivo del alcohol provocó 3,3 millones de muertes en todo el mundo, según un informe presentado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) 1. Además de crear dependencia, el alcohol aumenta el riesgo de desarrollar más de 200 enfermedades, como cirrosis de hígado y varios cánceres. Además, favorece los actos violentos, causa traumatismos y hace que el cuerpo sea más vulnerable a infecciones tales como la tuberculosis y la neumonía. Un consumo excesivo puede provocar problemas de memoria, ansiedad, depresión, insomnio e incluso incitar al suicidio. En Europa, los trastornos que provoca un consumo excesivo de alcohol están relacionados con las enfermedades del sistema nervioso central2.

Dependencia del alcohol: tres tratamientos nuevos

Aunque la dependencia del alcohol cada vez es más frecuente, lo cierto es que las armas terapéuticas no son muchas. Hace unos años, los tratamientos que se recetaban incluían ansiolíticos, pero también carbonatos, antidepresivos en ciertas ocasiones y, sobre todo, medicamentos con efecto antabús (es decir, que provocan malestar si se mezcla con alcohol), como por ejemplo el disulfiram, acamprostate y naltrexone. Sin embargo, ya hace tiempo que los pacientes se quejan de su poca eficacia.

En marzo de 2014, la autorización temporal para usar baclofeno ofreció una nueva solución. Este medicamento podía recetarse si los otros tratamientos disponibles no habían funcionado en los pacientes alcohólico-dependientes para ayudar a mantener la abstinencia (en caso de pacientes que sufren este síndrome) y también para reducir su consumo hasta niveles muy bajos.

Este año, el baclofeno ya forma parte de dos nuevas soluciones: Selincro ® y Alcover ®. El primero pretende reducir el consumo de alcohol y, además, ya goza de una autorización de puesta en el mercado (PMPS) europea desde el 2013. El segundo, comercializado por la sociedad D&A Pharma, sociedad farmacéutica especializada en las adicciones, ha presentado una petición de PMPS en 20 países europeos, salvo en Italia y Austria, donde ya se comercializa4

Alcover ®: el GHB favorece la abstinencia

A mediados de octubre, la sociedad D&A Pharma desveló los resultados de un reciente estudio basado en la dependencia del alcohol con Alcover ®, realizado en 496 pacientes alcohólico-dependientes repartidos en 60 centros clínicos europeos (Francia, Suecia, Alemania, Italia, España, Polonia, Chequia, Eslovaquia y Austria) 4. Este estudio se realizó en pacientes descritos como “severos” (más de 4 vasos al día en el caso de hombres y más de 2 vasos al día en mujeres) y “muy severos” (más de 10 vasos y más de 6 vasos respectivamente). Los pacientes se repartieron en 4 grupos, cuyo tratamiento variaba según las dosis, y se comparaba con otro grupo que recibía un placebo (comprimido sin principio activo). Pasados tres meses, el análisis de los datos de este ensayo químico demostró lo siguiente:

  • Para los alcohólico-dependientes muy severos: Una dosis de 1,75 gramos permite establecer un nivel de abstinencia del 81% contra el 57% del placebo. En el último mes, el porcentaje de días de abstinencia era del 69% en los pacientes tratados y del 31% para el placebo.  
  • Para los alcohólico-dependientes severos: Con una dosis de 1,25 gramos, la proporción de días de abstinencia se establecía en el 71% versus el 54% para el placebo. En el último mes, el porcentaje de días de abstinencia era del 65% en los pacientes tratados y del 34% para el placebo.
  • También se comprobó que las dosis de 0,75 gr. y de 2,25 gr. también son eficaces.

Estos resultados en pacientes que han recibido dicho tratamiento confirman estudios anteriores que evaluaron los niveles de abstinencia en el 81% pasados tres meses5. El medicamento ya se comercializa en forma líquida tanto en Austria como en Italia (400.000 pacientes ya se han beneficiado). Antes de lanzarse a nivel europeo, el laboratorio ha desarrollado otra forma galénica, píldoras insolubles. Es una iniciativa saludable porque la molécula activa de este medicamento, el GHB, se había ganado el apodo de la “droga del violador”. Así pues, será un tratamiento eficaz tanto durante el síndrome como para el mantenimiento de la abstinencia. Apenas produce efectos secundarios y su uso en Italia desde hace 20 años ha permitido valorar sus beneficios. La duración del estudio no permite evaluar el riesgo de dependencia al GHB ni las consecuencias en caso de síndrome en pacientes, a priori, vulnerables. Otro punto negativo: el precio del tratamiento puede alcanzar hasta los 9 euros al día.

Selincro ® pretende reducir el consumo y no la abstinencia

Muchos son los especialistas que se preguntan cuál es el mejor tratamiento: ¿la abstinencia siempre es la mejor forma de tratar a los pacientes alcohólicos? El medicamento Selincro ®, de los laboratorios Lundbeck, representa hoy por hoy una alternativa a la abstinencia6. El nalmefeno (su principio activo) consiguió una autorización europea de puesta en el mercado (PMPS) indicando “una reducción del consumo de alcohol en pacientes adultos que presentan una dependencia del alcohol con un consumo de alcohol de alto riesgo (más de 60 gr. al día en el hombre y más de 40 gr. al día en la mujer) que no presentan síntomas físicos de abstinencia y no necesitan una interrupción del consumo inmediata”. Estas cantidades representan más o menos 6 y 5 vasos de alcohol respectivamente. Cabe recordar que en los estudios de PMPs, este medicamento permitió reducir hasta un 60% el consumo de alcohol después de 6 meses de tratamiento, que correspondería a reducir casi una botella de vino al día. Sin embargo, para el Ministerio de Salud, “su efecto sobre la reducción del consumo de alcohol es poco concluyente: reducción versus placebo de unos 3 días al mes de consumo elevado de alcohol”. Este medicamento provoca efectos indeseados como náuseas, vértigos o insomnio. Se comercializa a 3,60 euros el comprimido (y puesto que se toma un comprimido cada dos días, el coste diario corresponde a 1,80 euros).

Baclofeno, Selincro ® y mañana Alcover ®… Es evidente que la dependencia del alcohol está estimulando el estudio de nuevos medicamentos. Aunque su eficacia y su facilidad de empleo siguen siendo objeto de debate, lo cierto es que estas ofertas terapéuticas permiten a los profesionales de la salud abordar más “fácilmente” el problema. En cualquier caso, el tratamiento de la dependencia al alcohol siempre será más eficaz si se acompaña de un seguimiento psicosocial (psicoterapia, grupos de apoyo...), puesto que es de gran ayuda en esta patología multifactorial.

Fuentes

1 - Global status report on alcohol and health 2014 – Informe de la OMS – mayo de 2014 (accesible on-line)

2 - Effertz T et al. The burden and cost of disorders of the brain in Europe. European Neuropsychopharmacology (2013)

4 – El 9 de febrero de 2015, D&A Pharma anunció la admisibilidad del informe de autorización de puesta en el mercado en Europa.

Comunicado de prensa D&A Pharma, Alcover – 24 octubre 2014 y 9 de febrero de 2015

5 - Estudio GATE 1, GATE 2 y GUM

6 – Comunicado de prensa Lundbeck, Selincro – Octubre 2014

Otros contenidos del dosier: Alcoholismo

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test