Mentiras y verdades sobre la masturbación

Los niños pequeños exploran su cuerpo, observan y muerden sus manos, tocan todas las partes de su cuerpo y llega un día en el que también tocan sus genitales. Por supuesto esa estimulación les resulta agradable y la repiten a menudo hasta que invariablemente un adulto le hace saber que “eso no se hace”. En general, la reacción es más dura cuando es una niña la que está tocando sus partes intimas y eso, parece que no, pero marca para siempre. Esa conducta de tocar aquella parte de su cuerpo que le gusta más queda marcada para siempre como algo que no debe hacerse y, con ello, se estigmatiza también la sensación de placer. Así muchas mujeres no vuelven a tocarse y otras muchas sentirán culpa cuando hagan algo que les proporcione placer y no sabrán de donde viene eso.

Así que son sobre todo son bastantes las mujeres que aseguran no haberse tocado en la vida, no se las va a obligar, por supuesto, pero lo cierto es que las ventajas de la masturbación son muchas y los inconvenientes ninguno.

Beneficios de la masturbación

Las principales ventajas son:

  • Te conoces a ti mismo; reconoces tus zonas erógenas y como estimularlas, cosa que ya es un punto bastante positivo de por sí, pero además es una guía que puedes comunicar a tu pareja. Cada uno es un mundo y ninguno somos adivinos.
  • No dependes de tener en ese momento en pareja, o de que él / ella esté cerca, para conseguir placer sexual.
  • El tocar y observar los genitales frecuentemente nos puede evitar muchos sustos. Conocer el estado, color y textura de tus genitales en estado normal te ayuda a darte cuenta de si hay algún cambio y detectar infecciones evitando que se compliquen.
  • Podemos sacarle muchísimo partido a las fantasías; al masturbarnos nos obligamos un poco a fantasear, cosa a la que estamos muy poquito acostumbrados. Aparte de aprender sobre que nos pone y que no, las fantasías tienen muchísima utilidad para mejorar el deseo sexual y la autoestima.
  • Desestresa. Liberamos endorfinas, pensamos en cosas agradables…todo eso se traduce en un momento de relajación lejos del estrés.
  • Previenes algunas disfunciones sexuales. Y es que la mayoría de las disfunciones sexuales puede prevenirse con una buena educación y conocimiento del funcionamiento de nuestro cuerpo a nivel sexual. Por ejemplo, las mujeres que se consideran anorgásmicas (incapaces de tener un orgasmo) en general no se masturban, no saben cómo excitarse y llegar al orgasmo solas, así que ni decir tiene que encuentran imposible transmitirlo a la pareja.
  • Y, la más importante: ¡Disfrutas!

Mitos sobre la masturbación

Hay muchos mitos que rodean esta práctica, y no hablo de los trasnochados y, espero que increíbles, supersticiones de pelos en las palmas de las manos, granos y locura. Hablo más bien de las siguientes ideas erróneas:

  • Las mujeres no necesitan masturbarse; hasta hace poco se consideraba que era el hombre el único con instintos sexuales, y la mujer lo que hacía muy a pesar de su pureza y en favor de su marido, el llamado “débito conyugal”, pero a estas alturas no se duda de que las mujeres también tienen deseo sexual y disfrutan tanto como el hombre. Si estamos de acuerdo en esto... ¿por qué no van las mujeres a masturbarse?
  • Si tienes pareja no deberías sentir la necesidad de masturbarte. En realidad no tiene nada que ver el sexo contigo mismo que con una pareja, no es sustitutorio, en todo caso complementario. Hay momentos en los que te apetece sexo y tu pareja no está cerca, o igual simplemente en ese momento te apetece o te es más sencillo y rápido el sexo contigo mismo. En ningún momento se debería ver esto como una traición.

Otros contenidos del dosier: Masturbación

Comentarios

Artículos destacados

Los tipos de píldoras anticonceptivas
Los tipos de píldoras anticonceptivas

Doctissimo hace un repaso a las diferentes generaciones de este tipo de anticonceptivo oral. Píldoras de primera, segunda,...

Los desórdenes del clítoris
Rejuvenecimiento vaginal: técnicas sin cirugía
Conversaciones sexuales en la pareja
Himen: lo que debes saber
¿A qué estás dispuesta para salvar tu...

Tu relación parece una montaña rusa con más caídas que subidas. Discutís todos los días. Por cualquier tontería,...

Hacer otros Test