Cómo cuidar la piel de tu bebé en invierno

El frío, un enemigo para la piel de tu bebé

La piel constituye, desde el nacimiento, la primera protección del bebé contra el ambiente. El frío, el viento y la polución hacen que su piel, muy fina, se vuelva muy vulnerable a los cambios bruscos de temperatura. Por ese motivo, todos los recién nacidos corren el riesgo de sufrir un tipo de sequedad cutánea conocida como xerosis, que tiene tendencia a agravarse en invierno.

El enrojecimiento de los pómulos, los herpes, el comienzo de sabañones en las manos y los pies y el agrietamiento de los labios son síntomas frecuentes que pueden persistir hasta los dos o tres años de edad. En la montaña, la intensidad del sol asociada a la altitud y los bajos índices de humedad en el aire aumentan la sensibilidad de la piel del recién nacido y pueden conllevar una descamación dolorosa en ocasiones grave.

Una crema para cada parte del cuerpo

Los productos cosméticos calman con eficacia las irritaciones cutáneas. Debes aplicarle al bebé una crema hidratante todos los días, y reaplicarla con regularidad durante los periodos de mucho frío. El producto ideal es una “cold cream”, con activos hidratantes a base de cera de abeja, aceites minerales y vegetales.

Existen “cold creams” para las diferentes partes del cuerpo:

  • Para la carita: elige cremas con texturas grasas. Formuladas a partir de agua termal o mantequilla de karité, ofrecen una acción relipidante y antiirritante. Aplícala en la mano antes de ponérsela al bebé.
  • Para los labios: la acidez de la saliva y la succión repetida del pecho o el biberón no favorece la cicatrización de las lesiones. Una barra de labios permite corregir rápidamente los problemas, siempre y cuando se aplique con frecuencia. Los bálsamos hidratantes pueden proteger las zonas sensibles (nariz, mentón…) más expuestas.
  • Para el cuerpo: la emulsiones corporales con propiedades nutritivas y las leches ultraprotectoras restauran la capa hidrolipídica. Aplícalas después del baño con ayuda de un masaje y sobre la piel completamente seca, será un momento muy placentero para ti y para el bebé. Si el herpes persiste puedes utilizar un protector solar de labios para atenuar las lesiones.

E. Lefèvre

Otros contenidos del dosier: Cuidados del bebé hasta 6 meses

Comentarios

Artículos destacados

Derechos de la mujer en el parto
Derechos de la mujer en el parto

La mujer es dueña de su propio cuerpo y, por tanto, tiene derecho a elegir de qué manera quiere dar a luz.

Padres en segundo plano
Parto: ¿hay que empujar?
¿Es bueno el pediatra de mi hijo?
Baja la fiebre de tu bebé sin medicinas
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test