¿Por qué el bebé no quiere tomar el biberón?

Transición del pecho al biberón

Una de las causas más frecuentes del rechazo del biberón es el paso del seno materno al biberón. No es de extrañar: la leche el biberón no tiene ni el mismo olor ni la misma textura.

Consejo de Noëlla Jarrousse: «Si durante el destete le queda todavía leche en el pecho, la madre puede restregar el pezón en la tetina para así atraer al bebé con su olor. Si no funciona, puede probar a que chupe del dedo leche vertida con una jeringuilla o tubito».

Las causas por las que un bebé rechaza el biberón pueden ser de tipo funcional o afectivo.

El rechazo al biberón por causas funcionales

La tetina no es la adecuada

La tetina puede estar desgastada, ser de flujo rápido (no le gusta si le gusta tomarse su tiempo) o ser de flujo lento (se cansa de chupar y se impacienta).

Consejo de la sofróloga: «Para comprobar si es la tetina lo que lo incomoda, no hay que dudar en probar otros modelos o marcas, permitiendo que decida él. Por ejemplo, si tose con su tetina de orificio M por ser de flujo rápido, podemos dejar la tetina S. No tiene la mayor importancia».

Consulta nuestra Guía práctica para la compra de biberones y tetinas

Coloca mal la lengua

Si a tu peque no le gusta el biberón, puede que se deba a que no consigue chupar de forma eficaz.

Consejo de la sofróloga: «Debemos fijarnos en cómo coloca la lengua. Cuando los bebés curvan la lengua, suelen impacientarse y no aciertan a chupar».

Cambios en la dosificación de la leche

En ocasiones, se recomienda cargar más la leche del biberón, y puede ser que a tu bebé no le guste la nueva textura.

Consejo de la sofróloga: «En este caso también debemos ir probando distintas opciones para ver qué prefiere. Si le cuesta beber porque la leche está demasiado espesa y tapona la tetina, cámbiala».

Diversificación alimentaria

Cuando un bebé ha probado sabores nuevos, es posible que deje de querer el biberón porque es el gusto de siempre.

Consejo de la sofróloga: «Para modificar el sabor de la leche del biberón, se puede añadir compota o una cucharada de cereales».

Quiere ser mayor

Según va creciendo, el bebé no solo se abre a nuevos sabores… ¡y también quiere empezar a hacer las cosas él solito!

Consejo de la sofróloga: «Si el bebé rechaza el biberón, podemos probar a proporcionarle una especie de soporte para que lo pueda sujetar él mismo. Suele funcionar».

Está echando los dientes

Si tu peque tiene las mejillas enrojecidas, el culete inflamado y está gruñón, es muy probable que haya empezado a echar los dientes, lo que disminuye el apetito. En este caso, no es infrecuente que sufra también diarrea.

Consejo de la sofróloga: «Si el bebé tiene diarrea y rechaza el biberón, no hay que forzarlo. Sí hay que vigilar que se hidrate bastante [por lo general, los pediatras aconsejan que un bebé ingiera un mínimo de 500 mililitros al día entre los 5 y los 6 meses]. Hay que llevar la cuenta de las ingestas y las deposiciones. Si detectamos un desequilibrio, podemos administrar una solución rehidratante para asegurarnos de que obtiene los minerales necesarios. También se puede probar a darle la leche con una cucharilla fría que le alivie las encías».

Tiene cólicos

Si tu peque aparta el biberón y agita sus piernecitas cuando empieza a chupar, puede ser que tenga cólicos.

Consejo de la sofróloga: «Si el bebé comienza a chupar y luego para, debemos averiguar por qué. Habrá que consultar al pediatra, porque puede que sea intolerante a la leche o al gluten».

El rechazo al biberón por causas afectivas

La mamá se reincorpora al trabajo

El rechazo al biberón puede surgir cuando la madre se reincorpora al trabajo, lo que implica que el bebé debe acostumbrarse a un nuevo entorno, nuevos olores, nuevos hábitos…

Consejo de la sofróloga: «Para que no esté completamente desorientado, podemos dejarle un peluche o un trapito impregnado con el olor de la madre. Si hemos contratado a una niñera, será imprescindible que nos impliquemos durante el periodo de adaptación».

Un acontecimiento triste

Cualquier acontecimiento difícil que afecte a la familia, como el fallecimiento de un ser querido o un despido laboral, puede alterar al peque y quitarle las ganas de biberón.

Consejo de la sofróloga: «Hay que explicarle con suavidad lo que ocurre, que todo se va a arreglar, por qué papá o mamá están preocupados. Para relajar al bebé, podemos darle un masaje en una habitación bien calentita, cantarle y acariciarle las mejillas. Debemos observarlo mientras toma su biberón y pasar tiempo con él para tranquilizarlo».

Preocupación por el "bibe" de la noche

En ocasiones, especialmente cuando ambos se han reincorporado al trabajo, los padres se preocupan si su peque no se toma el último biberón del día, porque temen que se despierte por la noche.

Consejo de la sofróloga: «Los padres no deben preocuparse, no pasa nada si el bebé toma poco. Simplemente, puede ser que no tenga hambre por haber comido lo suficiente durante el día. No por ello se va a despertar por la noche. Eso sí, hay que tener en cuenta la hora de la última toma. Por lo general, se recomienda que esté despierto de la siesta y meriende antes de las cinco de la tarde».

Consejos básicos si el bebé no quiere el biberón

  • No forzarlo nunca a tomar su biberón
  • No preocuparse si no toma, ningún bebé rechaza el biberón hasta morirse de hambre
  • Vigilar que no se deshidrate
  • Consultar al pediatra en caso de duda

P. Jonquères d’Oriola

Fuente: entrevista con Noëlla Jarrousse en diciembre de 2017.

Otros contenidos del dosier: Lactancia

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test