Guía práctica para la compra de biberones y tetinas

Si escoges el biberón desde el nacimiento o pocos meses después  de la lactancia materna, es importante escoger un modelo práctico, adecuado a su edad, su fuerza de succión y que sea fácil de limpiar.

¿Biberón de vidrio o de plástico?

El vidrio es resistente, no se raya y no se deteriora con el lavado. Se esteriliza fácilmente y es perfecto para el primer mes. El mayor inconveniente es que se rompe, lo que puede ser peligroso para el bebé más grande que decide tomar iniciativas. El biberón de plástico es irrompible y ligero pero rápidamente se opaca con los lavados.

• ¿Qué capacidad?

Van desde biberones de 30 ml (ideales para la medicación) a biberones de más de 300 ml, para los que comen mucho o los bebés de más de un año. El modelo clásico para niños de 0-9 meses contiene entre 240 ml y 350 ml. Los modelos más pequeños (90 ml a 150 ml) son muy útiles para los primeros alimentos, zumos de fruta o agua. Comprueba la legibilidad de la escala, porque cuando tengas que dar de comer a tu bebé a las dos de la mañana, cuanto más veas, mejor.

• ¿Qué forma?

• El "básico": el biberón cilíndrico es el que más usan en las salas de maternidad; es fácil de lavar con cepillo;

• El modelo con cuello ancho: su boca ancha permite verter la leche en polvo muy fácilmente. Se utiliza con una tetina fisiológica;

• El biberón triangular es más sencillo de controlar (incluyendo al bebé a la edad de seis meses), es fácil de limpiar y no rueda cuando se cae.

• El biberón curvado: su forma ergonómica (inclinada a 30 °) permite a la madre alimentar a su bebé con comodidad mientras que la tetina evita que el niño trague aire, fuente de cólicos y regurgitación. Desventaja: su limpieza suele ser tediosa;

• Los biberones ergonómicos de formas divertidas son agradables para los bebés, pero de difícil lavado.

Ten en cuenta también los biberones de temperatura, diseñados para indicar que la leche esté a la temperatura adecuada, y los biberones autoesterilizables, muy útiles para viajes largos y mamás "cansadas" de esterilizarlos.

Escoge la tetina ideal

Antes de comprarla, ten en cuenta que algunas tetinas no caben en todos los biberones. Por lo tanto, asegúrate de que el biberón, el anillo de ajuste y la tetina sean de la misma marca o compatibles. Verifica que las tetinas lleven el sello  90/128/CEE, la norma europea que garantiza la durabilidad del producto y sobre todo la calidad de su material.

Material: ¿Silicona o goma?

Las tetinas de goma (marrón) son más flexibles y adecuadas para los niños que tienen dificultad para chupar, pero se ablandan rápidamente con la esterilización y tienen un sabor que puede sorprender a los bebés alimentados con leche materna. Por el contrario, los de silicona (transparente) no huelen, son resistentes al lavado y al ser transparentes facilitan el control de la limpieza y el flujo de leche.

Cantidad: ¿A qué velocidad?

La abertura debe estar en relación con la fuerza de succión del bebé. El primer mes opta por una tetina de flujo lento de "recién nacido", lo que evitará que el bebé se ahogue. Luego, hasta los seis meses, el modeloprimera edad seguido del de segunda edad.Algunas tetinas ofrecen succiones variables: tres velocidades para ajustar el caudal de leche en función del apetito del bebé y para variar los alimentos. La posición "lento" es útil para el líquido (leche, zumo de fruta) y las posiciones "intermedio" o "rápido", para alimentos más contundentes, como los caldos o las sopas.

¿Qué forma?

Los tres modelos principales son: las tetinas de cabeza redondeada, llamadas de cereza, son las más tradicionales, de caudal variable y se adaptan a muchos biberones. Las tetinas fisiológicas se aproximan a la forma del pezón de la madre, están indicadas para recién nacidos y facilitan el destete. Además, respetan la cavidad bucal del niño. Por último, las que tienen "válvulas" están diseñadas para controlar el flujo de aire y leche y se recomiendan para los niños que sufren de reflujo.

Las tetinas tienen una vida útil de solo tres meses. Te recomendamos probar varias. Pero tienes que saber que tú no tendrás la última palabra: ¡es el niño quien elegirá su tetina favorita!

C. Louart

Otros contenidos del dosier: Lactancia

Comentarios

Artículos destacados

Cómo escoger el cochecito del bebé
Cómo escoger el cochecito del bebé

Para salir con tu bebé, necesitas un carrito. A cada modo de vida (largos paseos, uso de transporte público…) le...

Siembra vaginal: ¿peligrosa para el bebé?
Las complicaciones en el parto
¿Por qué el primer parto se suele retrasar?
Afrontar una cesárea programada
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test