Bebé: los errores que debes evitar en verano

Salir con el bebé a pleno sol

El consejo de Alicia Bulman: Entre las 11 y las 16 horas, el sol está en su cénit y, por lo tanto, durante esas horas el bebé está más expuesto a los peligros del calor. Puede sufrir una insolación o tener una reacción negativa a los rayos UV del sol.

Nuestro consejo: es preferible salir a dar un paseo a final del día o a primera hora de la mañana. Si no te queda otro remedio que salir entre las 11 y las 16 horas, recuerda que debes proteger al bebé con crema solar de factor 50+, especial para bebés. Y es que aunque le tapes con la capota del cochecito, es muy probable que las piernas queden expuestas al sol. Además, los filtros anti-UV no bastan para protegerle de todos los rayos del sol. Así pues, es fundamental salir siempre de casa con el protector solar en el bolso y una bruma de agua para refrescarlo en momentos de calor.

Utilizar una bruma bien fría

El consejo de Alicia Bulman: Las madres, con la mejor de sus intenciones, tienen la costumbre de meter las brumas en la nevera para que estén bien frías. Sin embargo, no es aconsejable, ya que podría provocar un colapso térmico al bebé.

Nuestro consejo: dejar la bruma a temperatura ambiente, ya sea en el bolso o en casa, y, a poder ser, en un lugar seco que no esté expuesto al calor. Además, se aconseja utilizar la bruma en el cuerpo o en la cabeza del bebé, pero nunca directamente en la cara, y siempre respetando cierta distancia para que el bebé no se sienta agredido.

Darle un baño de agua fría

El consejo de Alicia Bulman: Un bebé, sobre todo antes de los seis meses, no regula bien su temperatura (que antes de los seis meses puede variar entre 37 y 37,5) y, por lo tanto, un baño de agua fría puede resultarle agresivo e incluso provocarle quemaduras o rojeces en la piel.

Nuestro consejo: Puede bañarse, pero el agua debe estar a 35 o 36 grados como mucho. Si crees que lo necesita, puedes bañarle varias veces al día para que se refresque, pero no utilices jabón cada vez, tan solo a la hora en que sueles darle el baño.

Tapar demasiado al bebé

El consejo de Alicia Bulman: Muchas madres tienen miedo a las corrientes de aire frío. Pero no hay que exagerar: tapar demasiado al bebé cuando hace calor es más peligroso que una suave brisa. Puede sufrir una hipertermia, lo que comporta sudoración excesiva, sed, deshidratación, fiebre en ciertos casos y, aunque es una situación menos habitual, convulsiones.

Nuestro consejo: Si hace un calor bochornoso, no te preocupes, puedes dejar que el bebé se pasee por casa con tan solo el pañal puesto. Y, si hay corrientes de aire, utiliza prendas de algodón muy ligeras.

Salir sin gorro

El consejo de Alicia Bulman: A muchos bebés no les gusta llevar gorro o sombrero, pero es importante ponérselo para evitar una insolación.

Nuestro consejo: En verano, es imprescindible tapar la cabeza del bebé con un sombrero, una gorra o una bandana de colorines. También es aconsejable llevar siempre encima unas gafas de sol adaptadas para el bebé.

Dejar al bebé en el coche

El consejo de Alicia Bulman: Cuando el calor aprieta, la temperatura del interior del coche sube muy rápido y en cuestión de segundos puede resultar sofocante. Si dejas al bebé mucho tiempo dentro del coche, puede que le falte aire y, por lo tanto, le cueste respirar y sufra una insolación, o algo peor. Cada año oímos casos de bebés que han muerto ahogados dentro del coche.

Nuestro consejo: Aunque sea un recado de tan solo 2 minutos, nunca dejes al bebé solo dentro del coche. Así te asegurarás de que no sufra un golpe de calor. Recuerda que a un bebé no se le puede quitar ojo de encima.

Utilizar anti-mosquitos dentro de la habitación del bebé

El consejo de Alicia Bulman: Algunos productos son muy fuertes y pueden contener sustancias químicas nocivas para el bebé. Así pues, es importante comprobar la composición del producto.

Nuestro consejo: A poder ser, elige productos naturales con citronela o coloca una mosquitera alrededor de la cuna. Si al final decides utilizar un difusor dentro de la habitación del bebé, recuerda ventilarla a menudo, dejando la puerta abierta, sobre todo antes de poner al bebé a dormir. Otra opción eficaz es instalar un ventilador, ya que a los mosquitos no les gusta el aire y, además, no podrán acercarse.

Utilizar flotadores redondos

El consejo de Alicia Bulman: Aunque muchos aseguran que favorecen el equilibrio y la capacidad de desplazamiento, es preferible evitar los flotadores redondos de toda la vida, los que se ajustan a la cintura de bebé. Y es que el bebé puede balancearse hacia delante y hacia atrás y, por lo tanto, puede quedarse cabeza abajo en un momento. Si no hay otra opción, debes ir con mucho cuidado y no quitarle ojo de encima.

Nuestro consejo: Antes que comprar un flotador redondo, prueba los bañadores flotantes o los flotadores tipo paddle jumper. Es cierto que entorpecen un poco los movimientos de bebé, pero son más seguros. A partir de los 2 años, ya podrá utilizar manguitos. Aunque dentro de agua, ¡no hay nada más que los brazos de un padre o una madre!

No revisar la seguridad de una piscina

El consejo de Alicia Bulman: Ya hace varios años que todas las piscinas particulares de nueva construcción deben seguir unas normas de seguridad. ¿El objetivo? Reducir los riesgos de accidente infantil. Así pues, si pretendes construir una piscina en tu casa, ya sea de madera o semi-enterrada, cumple con la normativa vigente. Al fin y al cabo, lo que está en juego es la vida de tu familia.

Nuestro consejo: Además de cumplir la norma a rajatabla, no puedes despistarte. Si tu bebé está chapoteando en la piscina, no le quites el ojo de encima. Nunca le dejes solo cerca del agua y asegúrate de que tienes un sistema de protección o de alarma. ¿Sabías que un bebé puede bañarse en la piscina a partir del mes 4, justo después de la segunda vacuna de DPT?

Tapar el carrito con una mantita

El consejo de Alicia Bulman: El hecho de tapar el carrito con una mantita hace que el interior se caliente en exceso y que el aire no pueda circular. El bebé puede sufrir un golpe de calor, sudar y, en caso de mucho calor, deshidratarse.

Nuestro consejo: Aparta la mantita y extiende la capota para que así el bebé esté protegido y el aire pueda circular con normalidad. También puedes comprar fundas especiales que se adaptan a todo tipo de carritos, capazos y sillitas, con una pequeña ventana al nivel de la cara para que pueda pasar un poco de aire. Y no te olvides de la sombrilla para proteger al bebé del sol. ¡Y, por supuesto, el sombrero!

Esperar a que el bebé reclame agua

El consejo de Alicia Bulman: A veces, por desconocimiento, esperamos que el bebé nos reclame agua, pero puede llegar a ser muy peligroso. No debemos olvidar que los bebés se deshidratan muy rápido, sobre todo cuando hace calor.

Nuestro consejo: Ofrécele agua cada dos por res. Si ya tiene varios meses, también puedes darle zumo de fruta fresca. Y, aunque al principio parezca que no quiere beber, ¡insiste!

Dejar al bebé cerca del aire acondicionado

El consejo de Alicia Bulman: No se aconseja dejar a un bebé cerca de un sistema de climatización, ya que seca las mucosas y es nocivo para la respiración.

Nuestro consejo: Durante el día, y sobre todo durante la siesta, deja al bebé en una habitación bastante grande, con las persianas bajadas, pero no de todo. Si hace un bochorno insoportable, puedes poner un ventilador en la habitación, aunque el aire no debe ir directamente al bebé. Y, por último, si estás en un lugar público climatizado, vístele con prendas de algodón.

Dejar el biberón a pleno sol

El consejo de Alicia Bulman: La leche fermentada se pudre más rápido si está expuesta al calor. El bebé podría caer enfermo debido a la proliferación de bacterias.

Nuestro consejo: Si sales a dar un paseo, pon la leche en polvo en un recipiente a parte y, cuando sea el momento de la toma de biberón, mézclala con el agua a temperatura ambiente. Si eres de los que están acostumbrados a calentar el agua, es preferible que, en caso de mucho calor, utilices agua tibia. Evita los biberones demasiado calientes. Si el bebé no se ha acabado el biberón, puedes dejarlo a la sombra entre 20 y 30 minutos, ni uno más.

Otros contenidos del dosier: Cuidados del niño

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test