Cambiar de niñera sin desestabilizar a tus hijos

Cualquier cambio en la rutina y el entorno de los más pequeños puede perturbarlos. Es lo que les ocurrió a los hijos de Sophie, de dos y cuatro años cuando cambiaron de niñera: empezaron a llorar, les dolía la barriga, no querían salir de casa por la mañana… Una situación difícil de llevar. Si quieres ayudar a tus pequeños en esta transición, es importante tomar algunas precauciones.

Explícale la situación con tranquilidad

Lo primero que has de hacer para que todo salga bien es explicarle a tu pequeño lo que ocurre, con sencillez y confianza. «Aun con el mejor de los discursos, si el niño siente tu preocupación no llevará bien la situación», destaca Valérie Pijoulat. «Hay que hablar sin miedo al niño, aunque todavía no hable, ya que sí entenderá la intención. Si se lo explicas todo, lo convertirás en un actor y no lo dejarás en un papel pasivo». Utiliza palabras sencillas y un estilo natural y repetitivo. Luego, debes aportar una respuesta inmediata a sus temores, especificando, por ejemplo, que ya conoces a la nueva niñera y que te gusta.

Florence Millot afirma para tranquilizar a los padres: «No habrá grandes dificultades durante el cambio si avisamos al pequeño y le explicamos la situación. Los niños menores de tres años tienden a pensar que todo es siempre culpa suya, por lo que debemos asegurarle que él no tiene la culpa de nada».

Marca simbólicamente la despedida

Millot insiste también sobre otro punto: la necesidad de despedirse de la niñera. En esto también, tranquilidad. «Podemos marcar simbólicamente su marcha, con una merienda, un regalo… En definitiva, algo diferente respecto del día a día del niño».

Eso sí, tampoco hay que pasarse. Los padres deben mantener las distancias, pues, como señala Pijoulat, «es algo entre el pequeño y su niñera. La despedida debe ser sencilla y la niñera debe recordarle que lo quiere mucho y que ha pasado muy buenos momentos con él. Los padres deben quedar en segundo plano.

La despedida debe ir preparándose con tiempo, comunicando al niño, por ejemplo, que a partir de tal día ya no estará con su niñera.

Usa imágenes

Tras un mes complicado, Sophie consiguió por fin calmar a sus hijos. Lo que hizo fue decirles que dibujaran a su antigua niñera y romper ella el dibujo. «Tenían miedo de volver con esa niñera, que no era la adecuada. Así entendieron que se había acabado de verdad», explica.

El uso de imágenes es precisamente lo que recomienda Millot, ya que casi siempre son más eficaces que las palabras en niños menores de tres años. «El niño necesita un soporte, como una historia para representarse mejor lo que ocurre». Como padres, podéis hacer dibujos vosotros mismos o explicar la situación con juguetes como muñecos o marionetas.

Mantén el contacto con la antigua niñera

Si tu hijo tenía una relación muy estrecha con su antigua niñera y, a pesar de tus esfuerzos, no para de llorar, no dudes en llamarla. Una llamada, una visita puntual, un dibujo o una foto de su parte reconfortarán a tu pequeño. Estos gestos le harán comprender que la relación no se ha roto. «Así se mitigan sus temores de la separación, creando cierta estabilidad», explica Pijoulat.

Trascurridas unas semanas, todo debería volver a su curso. Los niños pequeños se adaptan rápido y los padres deben mantener su discurso tranquilizador. Por el contrario, si su inquietud se prolonga más allá de un mes (notas cambios en su comportamiento, moja la cama, llora…), deberás comprobar que la nueva niñera cuida bien de tu pequeño, por ejemplo, hablando con él con más detenimiento.

C. Delignières

Fuente:

Entrevistas con las psicólogas Florence Millot y Valérie Pijoulat

Otros contenidos del dosier: Cuidados del niño

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test