Cuidados del niño en los viajes

Para pasar un fin de semana o unas vacaciones en familia con toda serenidad, no te lleves sorpresas de última hora: piensa en un neceser en formato adaptado, reglas de seguridad para el bienestar del niño. Sigue nuestros consejos para aprovechar mejor vuestra estancia fuera de casa.

Viaja ligera

Una sola regla: no sobrecargarse al intentar llevar todo lo necesario para el bienestar del niño. Esto requiere un poco de organización y un mínimo de sentido práctico. Por supuesto, ya has puesto en la maleta lo indispensable: ropa de recambio de algodón fácil de lavar, pañales y por supuesto, porta-bebé, cochecito, botiquín, biberones y otros alimentos. Pero, ¿has pensado en los productos de tocador fáciles de transportar y de utilizar?

El aseo en el viaje

En lo que respecta al baño, puedes optar por un gel de baño o de ducha muy suave, sin jabón, que permite lavar al niño respetando el equilibrio de su piel, sin riesgo de alergias. Para los más “tradicionales”, el jabón dermatológico nutritivo y un champú extra suave que no irrite los ojos sensibles del niño sirven perfectamente para los lavados frecuentes, y además, no ocupan demasiado sitio.

En lo que concierne al aseo cotidiano o al simple refrescamiento cuando lo cambias, apuesta por las famosas toallitas húmedas. Son una buena alternativa por su suavidad y su óptima tolerancia respecto a la piel delicada y sensible del niño. Con ellas puedes limpiarlo  garantizando la hidratación y protección frente a eventuales irritaciones. Optar por toallitas hipoalergénicas y sin alcohol, impregnadas de leche limpiadora para una sensación de confort, o de tónico limpiador para un efecto de frescura, necesario sobre todo en período estival. Sin aclarado, sin sensación pegajosa, las toallitas se presentan en una caja compacta de cierre hermético y distribución unitaria para una limpieza y una higiene exprés ultra eficaz. Particularmente adaptadas a las vacaciones, cuando el niño brinca por todos lados y se mancha fácilmente, las toallitas para limpiar la cara en formato de bolsillo son una buena opción. Esos paquetes de toallitas más pequeños que los formatos clásicos se pueden llevar a todos lados, incluso en un pequeño bolso de mano.

Si hace mucho calor, no olvides las aguas limpiadoras. Enriquecidas con glicerina, hidratan la epidermis del niño sin resecar y no necesitan de ningún aclarado. Y sobre todo, son muy frescas, perfectamente adaptadas para la higiene de los más pequeños en verano.

Cuidado con el calor

Preserva lo más posible a tu pequeño del calor y del sol. Para ello, no expongas jamás al sol a un niño de menos de 3 años al sol. Su frágil epidermis no soporta el calor y los rayos ultravioletas: los riesgos de deshidratación y quemaduras son importantes. Considera la playa como una zona prohibida en las horas que más calienta el sol. Para tomar el aire, opta por una pequeña caminata temprano por la mañana y a última hora de la tardel. A pesar de todo, si no puedes evitar salir o si insistes en hacerlo chapotear un ratito a la orilla del agua, cúbrelo con ropa amplia y ligera o sólo con el pañal si hace demasiado calor, un sombrero amplio, pequeñas gafas y crema solar protectora de índice elevado, aunque esté nublado.

Y para una hidratación óptima de su delicada piel piensa en la crema hidratante. Cuando el bebé ha estado expuesto al calor  al aire, su piel se reseca frecuentemente. Nada como una fórmula suave, no grasa y no pegajosa para nutrir y suavizar su piel tanto por la mañana como por la noche. Y no olvides darle de beber agua cada media hora aproximadamente. Con todos estos consejos, ¡el niño estará preparado para disfrutar de las vacaciones!

Emilie Lefèvre

Otros contenidos del dosier: Cuidados del niño

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test