Los test de inteligencia

El test de Alfred Binet nace en 1905 con el fin de detectar a los alumnos con dificultades mediante la realización de pruebas sencillas que fueran representativas del comportamiento de la mayoría de los niños de una determinada edad.

Demostraron por ejemplo que un niño de 4 años debe ser capaz de:

  • Nombrar 12 objetos, personas o animales en un grupo de 17 imágenes.
  • Enhebrar siete bolitas en dos minutos.
  • Encontrar dos análogos opuestos en un grupo de cinco: “un padre es un hombre         y una madre es una…”
  • En una imagen, identificar: lo que puede volar, lo que puede nadar, lo que se lee, etc. Al menos tres sobre seis.
  • Contar dos bolitas o dos tubos.
  • Acordarse de frases simples: “Me gustan las vacaciones, etc.”

Al trabajar con el test de Binet-Simon, los psicólogos americanos se dieron cuenta que se podían calcular matemáticamente tanto el nivel de desarrollo de un niño como la capacidad intelectual de un adulto.

Ejemplo de test

Imaginemos a un niño de 7 años (84 meses):
Este niño sometido al test ha pasado todas las pruebas de 4, 5, 6 y 7 años, además de dos pruebas de 8 años y una de 9 años. Cada prueba aprobada se cuenta como dos meses.
Decimos que este niño tiene un coeficiente* intelectual (C.I.) de:
7 años o 84 meses + (2x2) + (2) = 84+4+2 = 90
90/84 =1,07
1,07 x 100 : 107
100 se considera el coeficiente medio

Dr. L. Rossant, Dr. J. Rossant-Lumbroso

Otros contenidos del dosier: Inteligencia infantil

Comentarios

Artículos destacados

Bebé y verano: errores a evitar
Bebé y verano: errores a evitar

El verano es sinónimo de calor y, en la mayoría de casos, de calor fuerte e intenso. Y precisamente porque los más...

Beneficios de hablar al bebé
Conoce beneficios del baño de sol para tu bebé
Embarazo: sobrellevar el calor
Cuida tus pezones durante la lactancia
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test