Hablar con el bebé: beneficios de usar un tono infantil

Los bebés empiezan a aprender el lenguaje atendiendo no a palabras individuales, sino al ritmo y a la entonación con la que se les habla. Es decir, a las variaciones entre los tonos altos y bajos, a la cadencia y a la sonoridad de las sílabas. Los padres a menudo exageran estas características del lenguaje cuando hablan con sus hijos y, en algunos casos, esto crea dudas sobre la posibilidad de estar infantilizando a los más pequeños. De acuerdo con los investigadores, esta forma de hablar adaptada a los niños supone un elemento importante para el aprendizaje temprano del idioma.

Aunque ese este estilo exagerado pueda sonar condescendiente o poco natural, en realidad tiene efectos positivos para el desarrollo de las capacidades de comprensión y habla. Algunos estudios sostienen que incluso antes del nacimiento las capacidades de escucha y comprensión del lenguaje ya han comenzado. En el tercer trimestre del embarazo, cuando los oídos del bebé están suficientemente desarrollados, los patrones de entonación del habla de la madre se transmiten a través de los fluidos en el útero. De esta forma, en el mismo momento en el que el bebé nace, ya habría desarrollado una preferencia por el lenguaje de su madre, identificado a través de sus patrones de habla.

Aislar las palabras ayuda al bebé

La entonación es también muy importante para el desarrollo del lenguaje de los bebés en sus primeros meses de vida. Los adultos tienden a hablar con los recién nacidos usando un tipo de registro especial. Las investigaciones han demostrado que los bebés prefieren escuchar este tipo exagerado de “idioma bebé” -o “baby talk”- que la forma de hablar neutra que un adulto utiliza normalmente; prestan más atención cuando las variaciones son más notables. Las palabras producidas de esta manera también se destacan más de la corriente del habla, por lo que es más fácil para los niños retener pequeños fragmentos del discurso.

En general, también es bueno tener conversaciones delante de los niños. A través de la vasta corriente del lenguaje oral, los bebés escuchan lo que se dice a su alrededor a diario y estas características del tono distintivo en los diálogos les ayudan a acostumbrarse y captar aunque sólo sea una pequeña parte de lo que oyen, convirtiendo el procesamiento del lenguaje en una tarea más manejable.

Énfasis en el final de la frase

Una forma de hablar más infantil tiende a utilizar una cadencia más lenta, con las palabras clave a menudo al final de la frase. Estas palabras, a menudo producidas de forma más enfática y aislada, son también más fáciles de aprender y retener para los bebés. Las investigaciones han demostrado que las primeras palabras que los bebés pronuncian son a menudo las que se escuchan con mayor frecuencia de manera separada. Cuanto más a menudo se escucha una palabra, más fácil resulta aislarla del resto del discurso y ensayar su articulación.

El niño desarrolla así una identificación y representación mental más fuerte de las palabras frecuentes. Esto hace más probable que reproduzca estas palabras de forma cada vez más precisa. Además, se sabe que las palabras que contienen una repetición en sí misma (papá, mamá, bebé, etc), ofrecen una ventaja adicional para el aprendizaje temprano. Se ha descubierto que incluso en recién nacidos que la activación cerebral es más fuerte cuando oyen palabras que contienen reduplicación de sílabas.

Esto demuestra también que la lectura de cuentos o contar historias a la hora de dormir es positivo independientemente de la edad de los bebés y hablar con ellos desde el nacimiento estimula su capacidad cerebral y es un factor positivo en sus posibilidades de tener éxito en la escuela, de acuerdo con los estudios. Hablar con los bebés no es sólo una forma de interactuar a nivel social con el niño, sino que tiene implicaciones importantes para el aprendizaje del idioma desde los primeros momentos de la vida de un recién nacido.

Fuentes:

  • Centro para estudios infantiles. Universidad de Stanford.
  • Asociación Americana para el avance de la Ciencia.
  • Indexical and linguistic processing by 12-month-olds: Discrimination of speaker, accent and vowel differences. Universidad de Sydney Oeste.
  • Infant word segmentation recruits the cerebral network of phonological short-term memory. Universidad de Keio (Japón).
  • Memory in the neonate brain. Escuela internacional de estudios avanzados (SISSA/ISAS), Trieste.

Otros contenidos del dosier: Sus primeras palabras

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test