Desarrollo del vocabulario del bebé

El niño dice una media de tres palabras cuando tiene un año. Lento hasta los 18 meses, el desarrollo del vocabulario es fenomenal entre los 21 y los 24 meses. Cada niño se desarrolla a su propio ritmo.
Por  lo general es alrededor de los 18 meses cuando el niño dice, torpemente, sus primeras palabras y comprende las palabras de su entorno. Para aprender nuevas palabras, el niño imita. No se le enseña a un niño a hablar haciéndole repetir palabras sino nombrándole los objetos que le interesan.

Palabras "maleta" en las primeras etapas

Si bien hay que aceptar su lenguaje de bebé, es mejor que los adultos usen las palabras correctas cuando le hablan. Los padres también deben proporcionarle la oportunidad de tocar los objetos, de manipularlos, para entender todas sus características (calor, peso, tacto, etc.) y estudiar su uso.
Cuando no es posible el contacto con objetos reales se pueden utilizar álbumes de aprendizaje, muy útiles a partir de los 18 meses. En esta fase inicial de la comunicación verdaderamente hablada, el niño usa solo una palabra a la que se atribuye el significado de una frase (palabra-frase o palabra incorporante).

 Estas primeras palabras son también palabras maleta o polisémicas (con diversos significados). Una misma palabra puede significar leche, pecho, biberón, hambre, sed, el placer de beber, o la madre que da el alimento. Luego el niño yuxtapone dos palabras que tienen cada una su significado.
Al principio, el niño sólo dice dos palabras a la vez, por lo general un verbo seguido de un sustantivo que denota un objeto concreto, todo ello sin artículo, conjugación, auxiliar o preposición: "Quiero pelota".

Las manos toman la palabra

La aparición del lenguaje no significa la desaparición de la lengua gestual. Los gestos y las palabras van juntas. El lenguaje corporal está asociado con el habla. Hacia los dos  años, con el aumento del lenguaje verbal, algunos gestos se eliminan.
Otros se refuerzan y posiblemente se utilizan con mayor frecuencia. Los niños usan las palabras para dar más fuerza a los mensajes transmitidos por el lenguaje corporal y no al contrario. Un niño que quiere los juguetes de otro niño, en primer lugar hará gestos para precisar lo que quiere de acuerdo a su código no verbal. Si no consigue lo que quiere, usará palabras como " da" y " quiero".

Dres. L. Rossant y J. Rossant-Lumbroso

Otros contenidos del dosier: Sus primeras palabras

Comentarios

Artículos destacados

Las complicaciones en el parto
Las complicaciones en el parto

Tener un parto difícil, con un trabajo de parto prolongado y que requiera la intervención médica es uno de los mayores...

¿Por qué el primer parto se suele retrasar?
Afrontar una cesárea programada
Azul serenity para la habitación del bebé
Habitaciones infantiles en tonos pastel
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test