Embarazo: ¿por qué es necesario el calcio?

El calcio es primordial durante el embarazo porque permite que los huesos del futuro bebé estén sanos. El calcio está presente, sobre todo, en los productos lácteos. Una mujer embarazada necesita unos 1000 mg de calcio por día, es decir, 100 mg más que cuando no lo está. En la práctica significa que necesita comer diariamente al menos tres productos lácteos, ya sea leche, yogur o queso (para evitar la listeriosis hay que comer únicamente quesos fabricados con leche pasteurizada).

Lo primero y principal es tolerar la leche. Algunas mujeres hace tiempo que no la consumen y durante ese periodo pueden haber desarrollado una intolerancia a la lactosa, el azúcar de la leche. Los síntomas de esta intolerancia son hinchazón estomacal y dificultad para digerir. En caso de intolerancia será necesario buscar el aporte de calcio en otros productos lácteos. Hay quesos que lo contienen en abundancia, también los yogures.
Pero ¿qué hacer si no se consumen productos lácteos? El calcio está presente en algunas aguas minerales, reputadas por contenerlo. También lo encontramos en algunas verduras verdes. Pero unas y otras son fuentes de calcio mucho más débiles que los lácteos; de manera que si no se consumen es importante que hables con el ginecólogo para que te recete un complemento alimentario.
F. Lemaire

Otros contenidos del dosier: Alimentación durante el embarazo

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test