¿Las mujeres embarazadas deben consumir productos biológicos?

Lo “biológico” podría reducir la exposición de las mujeres embarazadas a los perturbadores endocrinos, los cuales representan un riesgo para el feto. Así dicho, resulta interesante.
Sin embargo, hasta el momento no existe ningún estudio científico que demuestre los efectos beneficiosos de los productos biológicos en el embarazo y el desarrollo del bebé.

Alimentos biológicos durante el embarazo: interesantes ya que contienen menos pesticidas

A menudo oímos que los alimentos biológicos contienen más vitaminas y minerales y, por tanto, resultarían especialmente indicados en el caso de mujeres embarazadas. “¡Esto es falso!”, corrige el Dr. Arnaud Cocaul, médico nutricionista1. “El contenido nutricional de los alimentos biológicos y el de los alimentos no biológicos no difiere en nada.” De hecho, ningún estudio demuestra la superioridad nutricional de los productos biológicos por encima de los que no lo son.

En cambio, “comer productos biológicos implica evitar al máximo los perturbadores endocrinos, es decir, los pesticidas”, afirma Christine Bouget-Jojeux, nutricionista. Y, “si existe un momento clave en el que hay que evitar la exposición a estos residuos tóxicos, es precisamente durante el embarazo”, añade el Dr. Laurent Chevallier2, médico nutricionista asociado al CHRU de Montpellier y autor de la obra Le livre antitoxique3 (El libro antitóxico).
Los perturbadores endocrinos ejercen efectos negativos conocidos en el feto. “El almacenamiento de pesticidas podría favorecer principalmente la adipogénesis (formación de tejidos grasos) en el niño”, subraya el Dr. Cocaul. Diversos estudios establecen un vínculo entre la exposición a pesticidas agrícolas (metoxiclor, ketoconazol, mancozeb, DDT, alacor…) y la alteración del desarrollo cerebral o las malformaciones congénitas4.
Un metanálisis de 237 estudios ha demostrado que las frutas y las verduras biológicas presentan un 30% menos de riesgo que los productos convencionales de estar contaminados con pesticidas5. “De forma empírica, podríamos pensar que una alimentación biológica podría resultar mejor para el feto”, indica el Dr. Cocaul.
Una opinión compartida por el Prof. Philippe Deruelle, ginecólogo y obstetra en el CHRU de Lille y Secretario General del Colegio Nacional de Ginecólogos y Obstetras Francés (CNGOF)6. “Bajo este principio, puede decirse que una alimentación biológica reduce la exposición a las sustancias químicas que ejercen una influencia masiva en los 1.000 primeros días de vida de un niño”, explica. Sin embargo, no se ha demostrado el efecto benéfico de una alimentación biológica.
Las culturas clásicas plantean la cuestión de la contaminación de la agricultura biológica. “Se sabe que se produce una pequeña reducción de las sustancias químicas, lo cual está bien, pero no se sabe si eso realmente ejerce un efecto sobre el organismo”, añade el ginecólogo y obstetra.

El CNGOF actualmente dirige un trabajo de investigación sobre el impacto de la nutrición, el bienestar (estrés) y los productos químicos en este período de vulnerabilidad a partir de los 1.000 primeros días. Pero “será complicado concluir que los productos biológicos son mejores para la salud”, subraya el Dr. Chevallier, según el cual no es necesario esperar a los estudios, que tardarán años en ser publicados, para recomendar los productos biológicos durante el embarazo.

Cosméticos biológicos: sí, ya que contienen menos perturbadores endocrinos

Los cosméticos contienen numerosos perturbadores endocrinos, es decir, falatos, parabenos, fenoxietanol… Algunos estudios han demostrado que una exposición profesional (por ejemplo en el caso de los peluqueros y enfermeros) a los perturbadores endocrinos comportaría un riesgo más elevado de malformaciones congénitas como labio leporino o malformaciones del riñón7.

Por este motivo durante el embarazo se aconseja el uso de productos que están certificados como biológicos. En este aspecto, los especialistas consultados se muestran unánimes. “En lo relativo a los cosméticos biológicos, a diferencia de los alimentos biológicos, podemos estar seguros de que no incluyen falatos, bisfenol A, parabenos... gracias al listado de ingredientes”, subraya el Prof. Deruelle.
Una opinión compartida por el Dr. Chevallier, quien aconseja: “Durante el embarazo, las mujeres deberían utilizar los mínimos cosméticos posibles y, en caso de utilizarlos, optar por los biológicos, ya que limitan la exposición a los productos químicos”.

Embarazo y productos biológicos: ¿qué productos biológicos?

La etiqueta “biológico” no siempre constituye una garantía de una mejor calidad. En cuanto a los cosméticos, por ejemplo, la etiqueta “Cosmebiológico” garantiza la ausencia de parabenos, aunque pueden estar presentes en los ingredientes en un máximo de 0,5% de fenoxietanol y ácido hidroxibenzoico (metabolitos de los parabenos).
Los productos marcados con esta etiqueta también pueden contener falatos. Por último, el Prof. Deruelle advierte sobre determinados productos biológicos que no son naturales al 100%. “Pueden contener productos químicos de sustitución para los que no hay vuelta atrás”, informa.
Por consiguiente, es necesario decantarse por la ecoetiqueta europea o por las etiquetas de ecocosmético o biocosmético, que garantizan la ausencia de los principales contaminantes.

En cuanto a la alimentación biológica, la Sociedad Española de Sanidad Ambiental (SESA) aconseja tomar productos en los que figure el logotipo AB europeo. La normativa de otros países puede ser diferente, especialmente en lo que concierne a la tasa de residuos de pesticidas autorizada. “La buena noticia es que los productos biológicos que pueden encontrarse hoy en día en las grandes y medianas superficies son de buena calidad”, subraya el Dr. Chevalier.

En conclusión, hoy en día no podemos afirmar a rajatabla que “los productos biológicos son mejores para el embarazo”. Sin embargo, la presunción de sus beneficios es clara. “Globalmente, si las mujeres embarazadas consumen las principales frutas y verduras, huevos, productos lácteos y carne que sean biológicos, contribuirá a limitar su exposición a los perturbadores endocrinos”, concluye el Dr. Chevallier.

A-S. Glover-Bondeau

Fuentes:

1. Entrevista con el Dr. Arnaud Cocaul, 6 de marzo de 2015

2. Entrevista con el Dr. Laurent Chevallier, 12 de marzo de 2015

3. Le livre antitoxique, Editions Fayard 2013, Le livre de Poche 2014, 6,90 €.

4. Rauh VA, Perera FP, Horton MK, Whyatt RM, Bansal R, Hao X, Liu J, Barr DB, Slotkin TA, Peterson BS., Brain anomalies in children exposed prenatally to a common organophosphate pesticide. Proc Natl Acad Sci U S A. 2012 May 15; 109(20):7871-6.

5. Smith-Spangler C, Brandeau ML, Hunter GE, Bavinger JC, Pearson M, Eschbach PJ, Sundaram V, Liu H, Schirmer P, Stave C, Olkin I, Bravata DM. Are organic foods safer or healthier than conventional alternatives?: a systematic review. Ann Intern Med. 2012 Sep 4; 157(5):348-66.

6. Entrevista con el Prof. Deruelles, 10 de marzo de 2015

7. Garlantézec R., Monfort C., Rouget F. et Cordier S. (2009). Maternal occupational exposure to solvents and congenital malformations: a prospective study in the general population. Occup Environ Med., 66 (7), p. 456-463

Otros contenidos del dosier: Alimentación durante el embarazo

Comentarios

Artículos destacados

Las complicaciones en el parto
Las complicaciones en el parto

Tener un parto difícil, con un trabajo de parto prolongado y que requiera la intervención médica es uno de los mayores...

¿Por qué el primer parto se suele retrasar?
Afrontar una cesárea programada
Azul serenity para la habitación del bebé
Habitaciones infantiles en tonos pastel
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test