Edulcorantes bajos en calorías: ni buenos ni malos para las embarazadas

Dos estudios sobre el aspartamo adelantan su reevaluación

En 2011, el aspartamo fue en varias ocasiones objeto de duras críticas por sus efectos secundarios. Dos publicaciones recientes han llamado la atención de las autoridades sanitarias francesas y europeas: el estudio Halldorsson1 que apuntaba a un riesgo de prematuridad en aquellos bebés cuyas madres habían consumido durante el embarazo bebidas que contenían aspartamo y el estudio Soffritti2 que destacaba el efecto cancerígeno del consumo de aspartamo (especialmente en los pulmones y el hígado) en ratones. Ante los resultados de estos estudios y el dictamen publicado por el ANSES, la EFSA (la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) ha decidido adelantar su reevaluación del aspartamo, prevista en un principio para el 2020. En este contexto, el ANSES ha puesto en marcha un grupo de trabajo (GT) encargado de evaluar los posibles riesgos asociados al consumo de edulcorantes bajos en calorías para las embarazadas.

No se supera la ingesta diaria admisible

Para ello, el GT ha procedido en dos fases: análisis de los riesgos y análisis de los beneficios para la madre, el feto y el recién nacido. Para caracterizar la exposición de las embarazadas a los edulcorantes, se basaron en los resultados del estudio de cohorte EDEN dirigido por el Inserm4 (Instituto Francés de la Salud y de la Investigación Médica). Gracias a las respuestas que aportaron los participantes, los expertos han podido determinar la cantidad de edulcorantes bajos en calorías consumidos a diario.
De media, el 71,58% de las embarazadas consultadas consumían edulcorantes bajos en calorías. “Las cantidades observadas, incluidos los casos de mayor consumo, no superan la ingesta diaria admisible (IDA) actualmente establecida para cada uno de los edulcorantes artificiales observados”, apunta el ANSES.

Al comparar los valores nutricionales de las mujeres que consumían edulcorantes y de las que no los consumían, los expertos del ANSES han observado que las cantidades de azúcares simples totales son similares.

Ni riesgos ni beneficios durante el embarazo

Finalmente, “los datos disponibles no permiten establecer que los edulcorantes bajos en calorías tengan efectos perjudiciales durante el embarazo para la salud de la madre, los parámetros obstétricos, o la salud del recién nacido. Se necesita llevar a cabo nuevas investigaciones más aún si se tiene en cuenta que el estudio Halldorsson (2010) establece una relación dosis-efecto entre el consumo de bebidas edulcoradas y una mayor incidencia de parto prematuro”. No se han destacado riesgos pero sí la necesidad de una mayor vigilancia en vista de los resultados obtenidos por el equipo danés. Sin embargo, el ANSES recuerda que este estudio debe ser evaluado con precaución ya que existen algunos sesgos metodológicos que estudios posteriores deberán corregir.

En cuanto a los beneficios, tampoco los habría: “la literatura científica disponible hasta el momento no permite identificar un beneficio nutricional específico relacionado con el consumo de edulcorantes bajos en calorías durante el embarazo para la salud de la madre, los parámetros obstétricos, o la salud del recién nacido”.

El ANSES añade que “las conclusiones emitidas en el marco de este informe de situación no revelan resultados de la evolución de los riesgos y beneficios nutricionales del consumo de los edulcorantes bajos en calorías para la población general”. La cuestión se seguirá tratando en  2013 cuando la EFSA decidirá si la ingesta diaria admisible (IDA) del aspartamo deberá ser reevaluada.

Y. Saïdj

Fuentes:

1 - Intake of artificially sweetened soft drinks and risk of preterm delivery: a prospective cohort study of 59,334 Danish pregnant women, T. Halldorsson et al., The American Journal of Nutrition, septiembre 2010
2 - Aspartame administered in feed, beginning prenatally through life span, induces cancers of the liver and lung in male Swiss mice, M. Soffritti et al., Am J Ind Med., diciembre 2010
3 - Lista de los edulcorantes bajos en calorías aceptados en Europa para consumo el humano: el acesulfame K, el ácido ciclámico y sus sales, el aspartamo, los glucósidos de esteviol, la neohesperidina dihidrochalcona, el neotame, la sacarina y sus sales, la sal de aspartamo-acesulfamo, la sucralosa y la taumatina).
4 - En el marco del estudio de cohorte sobre los determinantes prenatales y postnatales precoces para el desarrollo psicomotor y de la salud del niño (Eden) dirigido por el Inserm desde 2003, 1 584 mujeres han respondido a un cuestionario autoadministrado en los 3 días posteriores al nacimiento acerca de su alimentación durante los últimos 3 meses de embarazo.

Otros contenidos del dosier: Alimentación durante el embarazo

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test