Futura mamá: ¡piensa en la vitamina B9!

El embarazo es un estado que exige un plan nutricional. Las recomendaciones a las mujeres encinta reflejan un aumento necesario de nutrientes para el buen desarrollo del feto.

Si bien una alimentación equilibrada es fundamental durante este periodo, también lo es antes de la concepción y durante las primeras semanas de gestación. Esto es especialmente importante en lo que concierne a las aportaciones de vitamina B9. Ésta tiene un mayor impacto en el transcurso de las primeras semanas del embarazo, un periodo durante el cual la mayoría de mujeres todavía ignoran que están embarazadas.

Una vitamina fundamental

La vitamina B9, también conocida como ácido fólico o folato, es un compuesto sintetizado por las plantas. El organismo humano no sabe fabricarla y, por lo tanto, debe incorporarla en su alimentación. Su papel es muy importante, puesto que afecta al crecimiento y a la división celular además de a la síntesis de los tejidos. También participa en la síntesis de las células sanguíneas y nerviosas.

Un posible riesgo de malformaciones

Durante el embarazo, el consumo de vitaminas B9 debe incrementarse. El riesgo de carencia es más que real. Y mucho más si la futura mamá espera gemelos, si se ha quedado embarazada poco tiempo después de dar a luz o si el periodo de lactancia ha sido muy largo. Las consecuencias en el bebé pueden variar según la fase del embarazo, la gravedad de la carencia y la sensibilidad individual de la futura madre. Esta carencia es especialmente importante durante las primeras semanas de embarazo. Puede acarrear graves malformaciones que afecten al cerebro o al sistema nervioso en el caso de ciertas mujeres.

Complementos indispensables

Para evitar un riesgo de carencia de esta vitaminas, ciertos países, como Estados Unidos, enriquecen ciertos alimentos con vitamina B9. En Francia, las autoridades sanitarias han optado por otra opción: recomendaciones nutricionales y un suplemento alimenticio que deben tomarse todas las mujeres dos meses antes del inicio del embarazo y durante el primer trimestre del mismo. Las mujeres que desean quedarse encinta también deben tomarse complementos alimenticios de 0,4 mgr de folato al día. Aquellas que sufren un riesgo de carencia deben tomar comprimidos de 5 mgr. al día. Pero estas recomendaciones apenas se siguen.

Lechuga, queso y huevos

Las aportaciones recomendadas de folato son de 300 microgramos al día para la población general. En el caso de las mujeres embarazadas o que aún amamantan, esta aportación debe aumentarse hasta 500 microgramos al día. Tales aportaciones están aseguradas por los alimentos que podemos tomar. Aquellos que aportan más vitamina B9 son las verduras, como las espinacas o la lechuga. Sin embargo, también encontramos esta vitamina en la levadura, en el hígado y en la yema de huevo. La vitamina B9, al igual que otras vitaminas, es muy sensible al calor y, por tanto, gran parte desaparece durante la cocción de los alimentos.

Cantidad de folato de algunos alimentos:

Másde 200 microgramos por cada 100 gr.:
Levadura, hígado

Entre 100 y 200 microgramos por cada 100 gr:
Lechuga, maíz, castañas, nueces, aguacate, almendras

Entre 50 y 100 microgramos por cada 100 gr.:
Melón, garbanzos, huevos, queso fermentado

Comer bien antes de quedarse embarazada

Antes de iniciar el embarazo, no olvides consultar con tu médico o ginecólogo. Podrá aconsejarte además de recetarte complementos estupendos. ¡Así podrás iniciar tu proyecto con serenidad!

La vitamina B9 dobla las posibilidades de concebir gemelos

Para evitar los riesgos de carencias, ciertos países como Estados Unidos enriquecen algunos alimentos con vitamina B9. Estas medidas han permitido reducir un 19% el número de Spina bifida, una malformación del sistema nervioso. En España no se aplica esta técnica en los alimentos ni se receta un suplemento sistemático a las mujeres embarazadas.

Sin embargo, los ginecólogos pueden recetar comprimidos de ácido fólico a aquellas mujeres que consideren en riesgo, especialmente a aquellas que hayan tenido hijos con malformaciones neurológicas.

Un estudio sueco relaciona la toma de vitamina B9 con el aumento de nacimientos de gemelos. Realizado en más de 2.500 mujeres que han recibido un suplemento de vitamina B9, el estudio concluye un índice de nacimientos de gemelos casi dos veces superior al “normal”. Aunque este estudio no puede considerarse como “la” verdad absoluta (investigaciones anteriores no habían logrado establecer tal relación), sí que demuestra los beneficios de una aportación superior de ácido fólico. Según el autor, los riesgos que conlleva un embarazo múltiple (nacimiento prematuro, poco peso al nacer, problemas cerebrales…) son más importantes que el efecto preventivo de la vitamina B9. Este estudio coincide con el hecho que otros países están dispuestos a seguir el ejemplo de Estados Unidos.

David Bême

Fuente : Twin Research (vol. 4, pág. 63)

Otros contenidos del dosier: Alimentación durante el embarazo

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test