Embarazo: los momentos clave del tercer trimestre

El tercer trimestre es el momento de vivir plenamente tu embarazo.

¡Más curvas!

Durante estos últimos tres meses es inevitable coger peso. No solo porque el bebé sigue creciendo, sino también porque tu cuerpo almacena reservas para la lactancia. Lo normal es que llegues al final del embarazo con 10 kilos de más sobre tu peso habitual. ¡Cuidado con engordar más! Tu pecho también estará más hinchado a medida que se acerca el final. No olvides masajearlo, sobre todo los pezones, con una crema específica. El último trimestre también suele estar caracterizado por otras pequeñas molestias: te sofocas con mayor facilidad, puedes sufrir calambres o problemas de varices y, a veces, hemorroides. ¡Menos mal que la baja por maternidad no tardará mucho en llegar!

El bebé está cada vez más despierto

Tu bebé ha cambiado muchísimo. En el séptimo mes ya tiene los ojos abiertos y es sensible a las fuentes de luz cercanas a tu barriga. También está pendiente de los ruidos que le rodean, de tu voz y de la de su papá. Tu bebé seguirá engordando hasta que llegue el parto: va a pasar de 1,5 kilos en el séptimo mes a los 3,5 kilos cuando salgas de cuentas. Hacia el octavo mes de embarazo, lo normal es que el bebé se coloque para salir, con la cabeza hacia abajo. De todos modos, esto puede cambiar durante el noveno mes.

¡Prepárate para el parto!

Si todavía no lo has hecho, es el momento de empezar un curso de preparación al parto. ¡Dar a luz requiere un mínimo de entrenamiento! Estas sesiones te ayudarán a preparara tu cuerpo y a reaccionar mejor cuando llegue el gran día. Infórmate sobre las diferentes técnicas que propone el hospital donde vas a dar a luz o la matrona que te ha llevado el embarazo. Y atrévete a probar otras técnicas para relajarte: haptonomía, sofrología, yoga, canto, etc.

Las últimas pruebas del embarazo

A estás alturas ya estarás más que acostumbrada a las pruebas médicas… La ecografía que se realiza en el octavo mes de embarazo sirve para vigilar el crecimiento del bebé y su “bienestar”. Las últimas visitas al ginecólogo te permitirán concretar el tipo de parto o programar una cesárea llegado el caso. Por último, la cita con el anestesista es indispensable para poder acceder a la epidural durante el parto.

Y no olvides tener tu maleta y la del bebé preparadas, porque al fin y al cabo será él quien decida la fecha de su llegada. Pronto sabrás distinguir entre las pequeñas contracciones que puedes sentir durante el noveno mes de embarazo y el principio del trabajo de parto. En cuanto esto se produzca, dirígete al hospital para el desenlace de esta aventura y el comienzo de una nueva: ser madre.

A. Sousa

Otros contenidos del dosier: Mi embarazo mes a mes

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test